Cambiemos pretende financiarse en moneda local para afrontar el gasto público, ya que las necesidades en moneda extranjera fueron cubiertas por el FMI, ante el impedimento de colocar bonos en el exterior. Para eso, abrirá una emisión de un nuevo bono.

El Ministerio de Hacienda apelará a un instrumento llamado BOTAPO, o Bono del Tesoro en Pesos a Tasa de Política Monetaria, con vencimiento en 2020. Este jueves 13 se producirá una reapertura de dicho bono, cuyo rendimiento para los próximos 12 meses será del 31%.

Estas emisiones devengan intereses a la tasa nominal anual equivalente a la Tasa de Política Monetaria, cuyo piso en el corto plazo está garantizado por el Banco Central en un 62,5% -actualmente en 69,2%-, unos 10 puntos porcentuales por encima de lo que ofrecen los plazos fijos en entidades privadas.

Los intereses serán abonados trimestralmente los días 21 de marzo, 21 de junio, 21 de septiembre y 21 de diciembre de cada año hasta el vencimiento.