Brasil: un testimonio complica a Jair Bolsonaro por el asesinato de la concejal Marielle Franco

Uno de los asesinos fue al barrio privado donde vive Bolsonaro el mismo día del homicidio y pidió ir a la casa del hoy presidente de Brasil, según dijo el portero del complejo. 

30 de octubre, 2019 | 09.18

Un testimonio judicial en la causa que investiga el asesinato de Marielle Franco complica muy fuertemente a quien hoy es el presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, quien denunció una supuesta campaña de O Globo en su contra como forma de retrucar las acusaciones. 

Se trata de la declaración del portero del condominio (barrio privado) Vivendas da Barra, en el selecto barrio carioca de Barra da Tijuca, quien afirmó ante la Justicia que el mismo día del homicidio de Franco, el conductor del vehículo en el que viajaban los asesinos fue al complejo y pidió ingresar para visitar la vivienda 58, la que posee el  ex militar devenido presidente del país vecino. 

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Según el testimonio, desde esa vivienda le dieron autorización para el ingreso de Ronnie Lessa, y una vez adentro se reunió con el otro implicado en el hecho, el ex policía militar Elcio Quiroz, quien tiene fotos con el por entonces diputado y candidato del PSL.

En ese complejo, según informó Folha, Jair Bolsonaro posee la vivienda 58, en tanto que en la 66 vive Quiroz. la reunión ocurrió horas antes del asesinato de la legisladora de izquierda. 

Según el testimonio, Lessa afirmó que iría a reunirse con Bolsonaro, y el portero autorizó el ingreso una vez que llamó a la casa 58 y alguien, que se identificó como "Jair", le dio autorización al ingreso. Ahora, la Justicia pedirá los registros de ingresos y de conversaciones telefónicas de ese día para verificar si la voz correspondía con el militar fascista. 

En un video que difundió en las redes sociales, Bolsonaro estalló por la acusación y acusó a O Globo y al gobernador de Río de Janeiro, el también derechista Wilson Witzel, de montar una campaña en su contra. Witzel tiene una interna muy fuerte con Bolsonaro, que ya perdió el apoyo de parte de su propio partido

Ahora, el TSF (Corte Suprema de Justicia de Brasil) podría investigar la acusación contra el actual presidente, mientras debe definir si libera o no a miles de presos por el Lava Jato que no tienen sentencia firme; entre ellos, el ex presidente Lula Da Silva. 

En marzo de 2018, la concejal de izquierda Marielle Franco y el conductor en el auto en el que viajaba fueron asesinados por un grupo de sicarios a balazos. Franco se había destacado por su lucha en favor de los pobres y las mujeres, y días atrás había cuestionado la militarización de Río de Janeiro como forma de combate a la inseguridad. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►