Axel Kicillof advirtió que los intendentes no pueden cerrar accesos por el coronavirus

El gobernador aseguró que los límites tienen que estar abiertos para mantener el funcionamiento y comunicación provincial.

26 de marzo, 2020 | 15.20

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, advirtió que los municipios no pueden cerrar sus fronteras para controlar el avance del coronavirus porque esos límites son necesarios para el funcionamiento de todo el distrito.

Diego Uma de Babasónicos en El Destape Radio

Ante la iniciativa de muchos intendentes de "blindar" sus territorios con barricadas, por la pandemia del Covid-19, Kicillof analizó que está bien "que los municipios hagan respetar el aislamiento, pero no pueden cerrar sus fronteras, porque es necesario mantener el funcionamiento, el intercambio y la comunicación".

En declaraciones a El Destape Radio, el mandatario provincial destacó que encontraron una provincia "arrasada" en materia de salud y están "trabajando para revertirlo" en medio de esta delicada situación. Por eso destacó el "compromiso enorme de los trabajadores de salud de la provincia" con quienes están ampliando la cantidad de camas y reaccionando hospitales.

El Gobernador comentó que su gestión trabaja para ampliar la estructura de salud pero "no hay respiradores y es una problemática mundial". En ese contexto, aclaró que no hay un solo modelo para enfrentar el virus, si hay recomendaciones que ayudan a impedir su rápida expansión", pero alertó que es imposible hacer proyecciones en este momento porque el avance o control de la enfermedad depende "de muchos factores".

Por eso, destacó las decisiones rápidas tomadas por Alberto Fernández y la efectividad del aislamiento social obligatorio, aunque algunos ciudadanos no lo cumplan. Además, informó que la provincia de Buenos Aires está "llevando adelante políticas de prevención, entrega de agua y alimentos, junto al trabajo en territorio" para atender a los sectores vulnerables, además del trabajo de científicos y el CONICET "para encontrar soluciones a esta situación".

Además de la crisis sanitaria, la pandemia trajo aparejada la profundización de la emergencia social pero también la incertidumbre de los mercados. Como exministro de Economía, sostuvo que el Fondo Monetario Internacional ya había reconocido su injerencia en el país y analizó que "si antes la deuda era impagable, ahora se tornó mucho más complicado", aunque las comunicaciones continúan.

Sin embargo, el gobernador pidió concentrarse en lo positivo: "El virus nos está demostrando que ni el individualismo ni la mano invisible del mercado son viables en una sociedad", lo que llevó a "una revalorización del rol del Estado y de la importancia de las políticas públicas" porque, en este momento, "el discurso neoliberal del "sálvate solo" se cae a pedazos".

 

SOSTENÉ A EL DESTAPE ►