Luego de una nueva corrida cambiaria y de su abultada derrota, el presidente Mauricio Macri habló esta mañana para el país y pidió perdón por su violento discurso del lunes, del cual admitió haberlo hecho sin dormir en toda la noche.

"Dudé de hacerla, porque todavía estaba muy afectado por el resultado del domingo. Además sin dormir, y triste por las consecuencias que tuvo en la economía. Pero prioricé atender a la prensa para calmar ansiedades, dudas, como siempre lo  he hecho", confesó a través de un video grabado.

La conferencia dada el lunes pasado generó un clima todavía más hostil para Macri, por lo que en su afan de descontar votos a la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner le pidió disculpas al electorado por sus palabras.

“Sobre el resultado de la votación, quiero que sepan que los entendí. Respeto profundamente a quienes votaron otra alternativa.  Lo que haya sucedido es pura y exclusivamente responsabilidad mía y de mi equipo de gobierno”, sostuvo.