#AltaData | Chile en llamas ¿se cae Piñera? Suscribite

X

El yuan chino se devaluó casi un 1% este lunes, en medio de la guerra comercial con los EE.UU. y mete más presión a los mercados emergentes. En contextos así, la debilidad de la economía argentina durante el gobierno de Macri queda más a la vista, por lo que se pronostica una jornada que podría ser complicada para evitar una nueva depreciación del peso. 

El recrudecimiento del conflicto entre el gobierno de Donald Trump y Pekín, que implicó la suba cruzada de tarifas aduaneras y el pedido del presidente estadounidense a las compañías de su país para que abandonen al país asiático, generó que el gobierno chino llevara al yuan a una paridad de 7,14 por dólar, el nivel más bajo en más de una década. De esta forma, el gobierno de Xi Jinping espera compensar la suba de las barreras aduaneras impuestas por el gobierno republicano. 

La contrapartida de esto es el efecto cascada que genera por la incertidumbre. Las bolsas asiáticas cerraron con bajas, y así abrieron también sus pares europeos. Los mercados emergentes podrían verse más afectados y entre ellos, la Argentina sele ser la más golpeada por los vaivenes internacionales. 

Días atrás, el ministro de Hacienda Hernán Lacunza había afirmado que ya no había motivos para que el dólar siga subiendo. La divisa cerró a $57,3 el último viernes.