#AltaData | Golpe en Bolivia Suscribite

X

A menos de una semana de que en Rosario, Santa Fe, se lleven adelante las elecciones donde se eligirá gobernador, intendentes, entre otros cargos, el narcotráfico ocupa uno de los principales lugares en los debates de campaña. Un informe reveló que, entre 2013 y 2018, hubo 277 asesinatos vinculados al narcotráfico en ese departamento.

Entre el 1º de enero de 2013 y el 31 de diciembre de 2018 el departamento Rosario fue escenario de 1300 asesinatos. El relevamiento hecho por el equipo legislativo del legislador y candidato a diputado provincial, Leandro Busatto,  muestra que, como mínimo, 277 de esos homicidios tuvieron alguna vinculación con el narcotráfico. Una cifra alarmante: más de 46 por año, casi uno por semana.

“El Frente Progresista asumió hace 12 años y a esta altura se puede afirmar, sin ninguna duda, que han sido la peor gestión en seguridad de la historia. Han llevado a la provincia a ser la más violenta del país, con la tasa de homicidios más alta de Argentina, y con dos ciudades, Santa Fe y Rosario, con tasas muy superiores a la media nacional”, afirmó Busatto.

El trabajo se realizó sobre la totalidad de los asesinatos cometidos en ese período en el departamento y, a partir de allí, cruzó los datos publicados por los medios de comunicación de la ciudad con las causas judiciales que tomaron estado público, más la información propia recabada para los informes de homicidios que el legislador hace públicos desde 2016.

Homicidios vinculados al narcotráfico en Rosario by LucasBo on Scribd

"Desde 2007 venimos advirtiendo que las políticas aplicadas en Rosario fueron erradas. El gobierno no tiene el control del territorio", afirmó el candidato a intendente por el Frente Juntos en Rosario, Roberto Sukerman.

Respecto a cómo enfrentar la problemática y qué políticas aplicar, apuntó que "no es solo venta de droga sino de blanqueo de capitales fruto de esa venta ilícita" y propuso: "La municipalidad tiene que controlar el origen de los fondos de las inversiones, hay que fortalecer el Poder Judicial y respaldar a jueves y fiscales". Esto último lo mencionó debido a los casos de balaceras a frentes de edificios judiciales y casas de funcionarios. "Necesitamos una fuerza confiable, depurada, bien paga y bien capacitada", subrayó.

Los homicidios comenzaron a crecer en Rosario a partir de 2011, pero alcanzaron el pico máximo de su historia en 2013, con 271 hechos.  La cantidad de homicidios analizados para el presente trabajo fueron 1.300, y como mínimo en 277 de ellos
el sello narco estuvo presente. Por otra parte, los indicadores dejan ver que no necesariamente una baja en el total de homicidios hace disminuir directamente los asesinatos vinculados al mundo narco, algo que puede observarse en los años
2015 y 2016, y que se profundizó en 2017 y 2018.

El 95% de los hechos se comete con armas de fuego. Muchos testimonios hablan de “ráfagas de metralletas”. El 86% de las víctimas recibió más de un impacto de bala. Y el 48% muestra una mecánica similar: disparos desde una moto o un auto.

Busatto es autor de la ley que creó el Programa de Proteccion de Testigos, que en el último año subejecutó su presupuesto: tenía asignado más de 2 millones de pesos, pero el área ejecutó menos de la mitad.