El economista Roberto Arias y el politólogo Rodrigo Ruete consideraron que el Gobierno podría liquidar activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSeS para pagar las jubilaciones en el marco del plan conocido como Reparación Histórica.

Se trata de una herramienta financiera que fue creada por decreto en el 2007 y que opera en los mercados, para ayudar a la agencia de seguridad social a hacer frente a las obligaciones de pago del sistema jubilatorio.

Está compuesto por títulos públicos, acciones de sociedades anónimas, plazos fijos, obligaciones negociables, fondos comunes de inversión, fideicomisos financieros, cédulas hipotecarias, préstamos a provincias y a beneficiarios del SIPA, entre otros.

De acuerdo con Arias y con Ruete, el Ejecutivo podría liquidar parte de estos activos para poder así cumplir con la ley de Reparación Histórica.

Según explicaron los especialistas en una nota de opinión pubicada en Página 12, está herramienta fue utilizada en varias ocasiones con otros fines, como el financiamiento de obras públicas.

Por esta razón, consideraron que el próximo Gobierno debería fortalecer la función de estabilización económica del fondo, dotandoló de activos provenientes de los recursos extraordinarios que obtiene el Estado por la explotación de recursos no renovables.

Además, señalaron que tendría que mejorar su estructura institucional y que su administración no debería estar en manos de la ANSeS, sino de un ente especializado que lo controle, como podría ser un banco de inversión público.

Arias fue director de Estudios de la Seguridad Social de la agencia de previsión socia, mientras que Ruete se desempeñó como secretario general del mismo organismo.