The Crown: Gillian Anderson luce como la polémica Margaret Thatcher en la filmación de la cuarta temporada

La actriz recordada por ser Scully en The X Files, se pondrá en la piel de la Primera Ministra británica entre los años 1979 a 1990.

05 de febrero, 2020 | 12.48

Margaret Thatcher será una de las sorpresas de la cuarta temporada de The Crown, la elogiada apuesta de Netflix que busca retratar la historia de la Familia Real con el correr de las décadas, y se conoció que Gillian Anderson (Sex Education, The X Files) será la encargada de llevarla adelante. La próxima entrega del drama protagonizado por Olivia Colman, sumará a la Primera Ministra y a la difunta Lady Di -interpretada por Emma Corin-, madre de los príncipes William y Harry, a sus personajes históricos.

La primera imagen que muestra a Anderson como la Primera Ministra británica trascendió el martes y se puede ver a la actriz caracterizada, recreando el momento en que Tatcher se asoma a la puerta de su domicilio para hablar con la prensa, tras ganar la elección. El peinado y el maquillaje la hacen muy similar a la figura controvertida y conservadora, que tuvo el poder entre 1979 y 1990, conocida por su severo estilo de conducción política que le valió el apodo de "La Dama de Hierro".

"Estoy muy emocionada de unirme al elenco y al equipo de The Crown y tener la oportunidad de retratar a una mujer tan complicada y controvertida. Thatcher fue indudablemente formidable, pero estoy disfrutando de explorar debajo de la superficie y, me atrevo a decir, enamorarme del ícono que, ya sea amado o despreciado, definió una era", había mencionado la actriz en un posteo de Instagram cuando se dio a conocer la noticia, en septiembre de 2019. De esta forma, la reconocida estrella inmortalizada por ser la detective Dana Scully, se suma a, quizás, la serie de Netflix mejor valorada por la crítica de televisión.

Días atrás había trascendido la noticia de que Imelda Staunton sería Isabel II en la quinta -y última- temporada de The Crown, dando cierre a la historia que sigue a la Familia Real. La novedad de este show, entre tantos otros dramas históricos, es que, con el paso del tiempo, los productores optaron por renovar los elencos en vez de recurrir al maquillaje. Esta jugada atrevida fue celebrada en la tercera temporada, una maravilla que se disfruta desde el inicio: Claire Foy le cedió el lugar a la ganadora al Oscar Oliva Coleman como la reina Isabel II, Matt Smith fue reemplazado por Tobias Menzies como el esposo de la reina, el príncipe Felipe, y Elena Bonham Carter ocupó el rol que tenía Vanessa Kirby como la princesa Margarita.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►