"Spinetta y Las Bandas Eternas": un hito fundamental del rock argentino

El mítico show repasó los 40 años de obra del artista y reunió en el escenario a grandes figuras que lo acompañaron durante su carrera. Un evento memorable.

04 de diciembre, 2019 | 16.08

El 4 de diciembre de 2009 no fue un día más en la historia de la música argentina: esa noche Luis Alberto Spinetta revisó toda su obra en un show de homenaje inédito, una caricia para todos los fans. Sobre el escenario pasaron 40 años como un desfile de gala: Almendra, Pescado Rabioso, Invisible, Spinetta Jade, además de músicos que habían acompañado a Spinetta en sus distintas etapas como solista. 

El show no sólo significó un recorrido por la historia de uno de los exponentes más resonantes del género, sino que se convirtió en una celebración icónica, con invitados de lujo como Charly García, Fito Páez, Gustavo Cerati, Ricardo Mollo y Juanse. La celebración de Spinetta, que años atrás se negaba a dar un concierto autohomenajeando toda su carrera, no se limitó únicamente a su obra y versiones de canciones de Miguel Abuelo, Manal, Litto Nebbia, Pappo, Tanguito, Soda Stereo, Fito Páez y Charly García, sonaron durante la velada. “Spinetta y las Bandas Eternas” fue el nombre del monumental concierto, que constó de 50 canciones e involucró a más de 30 músicos de la escena local. 

En la primera parte del concierto, el cantante recorrió temas de su etapa solista y Spinetta Jade. Subieron al escenario invitados como Baltasar Comotto, Diego Rapoport, Juan Carlos “Mono” Fontana, Javier Malosetti, Juan del Barrio y Leo Sujatovich. También, participaron un nutrido grupo de artistas para rendir tributo a otros músicos emblema, entre ellos se destacan Juanse, en la interpretación de “¿Adónde está la libertad?”, de Pappo; Beto Satragni, en “El rey lloró”, de Litto Nebbia; sus hijos Dante y Valentino, en “Necesito un amor”, de Manal; su hermano Gustavo Spinetta y Gustavo Cerati, en “Té para tres”, de Soda Stereo, y “Cementerio Club” y “Bajan”, del emblemático disco “Artaud”.

Para el cierre de este segmento, Luis Alberto Spinetta recreó con Fito Páez  “Las cosas tienen movimiento” y “Asilo en tu corazón”, del disco conjunto “La la la”; para seguir con un homenaje a Charly con “Filosofía barata y zapatos de goma”, y la presencia del propio rockero del bigote bicolor para “Rezo por vos". 

La segunda parte quedó reservada para el recuerdo de Los Socios del Desierto, con el bajista Marcelo Torres y Javier Malosetti, en la batería, en reemplazo del fallecido Daniel “Tuerto” Wirtz; y continuó con la reunión de Invisible, el trío que conformó junto a Pomo y Machi Rufino, que sumó a Lito Epumer como invitado en el homenaje a Tanguito con “Amor de primavera”.

Así, el concierto maratónico que duró 5 horas se posicionó como uno de los eventos más importantes de la historia de la música contemporánea en Argentina. Esa noche, el estadio José Amalfitani, del club Vélez Sarsfield, presenció un espectáculo único e irrepetible, digno de un artista de la talla de Luis Alberto Spinetta,.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?