#AltaData | La fake news sobre Kicillof del guionista de Lanata Suscribite

X

Se conoció un audio que emitió el Presidente Mauricio Macri a un grupo de empresarios. Si bien el audio se conoce este jueves 20 de junio, se refiere al grupo creado el 29 de mayo, en los albores del último paro general.

El grupo  receptor del mensaje de Macri se denomina “Nuestra voz” y está integrado por 260 empresarios que opinan sobre la situación del país y que defienden causas siempre presentes en el establishment: la propiedad privada, la libertad de mercado, conceptos en general expresados con culpa en la Argentina.

Lo integran entre otros, Carlos Miguens (Sadesa), Federico Braun (Supermercados La Anónima), Cristiano Rattazzi (Fiat Auto), Martín Cabrales, Marcos Galperin (Mercado Libre), Hugo Sigman (Grupo Insud), Gabriel Martino (HSBC) e Inés Bertón (Tealosophy), entre muchos otros, más los dos que armaron la convocatoria desde un usuario identificado como "Círculo celeste y blanco": Martín Migoya y Guibert Englebienne, de Globant. "No queremos atropellos", explican como resumen de ideario de fundación del grupo, que podría tener en las próximas horas una primera reunión y, así, salir del mundo virtual al físico.

La iniciativa habría pasado inadvertida si no hubiera recibido en los últimos días una doble bendición desde el poder. Una de ellas, apenas anecdótica: enterado, el propio Presidente de la Nación les envió el viernes pasado un mensaje de audio a través de Migoya. "Cómo andan, soy Mauricio Macri. Quiero decirles que Martín Migoya me ha contado que este nuevo grupo ha tomado como tarea batallar, defender los valores, esa Argentina que todos queremos, este cambio que hemos emprendido, un cambio cultural profundo para nuestro país que apunta a que todos los argentinos tengamos mejores oportunidades de progreso, que realmente tengamos un país federal, con trabajo para todos. Así que un abrazo grande y muchas gracias por lo que están haciendo", se oye en la grabación.

Dicen sus miembros que el mensaje envalentonó a todos. Que el grupo "explotó", en jerga más de generación X o babyboomers que de millenialls, y eso terminó de consolidarlo. El otro respaldo, más estructural, había llegado tres días antes: la incorporación de Miguel Ángel Pichetto a la fórmula presidencial para octubre fue una decisión que le permitió al establishment no sólo refrescar los antiguos anhelos de una administración más amplia sino, incluso, volver a creer en un nuevo mandato presidencial. El grupo volvió a sentir afinidad con el macrismo después de haber coqueteado y mirado con buenos ojos a Roberto Lavagna y a Sergio Massa en sus candidaturas.