A principio de mayo, el viernes 3, el diputado de Unidad Ciudadana y conductor de La Cámpora, Máximo Kirchner, participó de una cena con el ex presidente español y dirigente del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Felipe González, el mismo día en que el ex mandatario desayunó con referentes de distintas fuerzas políticas.

Según reveló Infobae, ese día no hubo dirigentes kirchneristas en la charla en la que a instancias de la Red de Acción Política (RAP) que dirige Alan Clutterbuck, ministros y legisladores del oficialismo y también de algunos partidos de la oposición escucharon consejos sobre posibles acuerdos. González también habló sobre consensos con el presidente Mauricio Macri y el sábado 4 con Sergio Massa y su esposa Malena Galmarini en una comida en Tigre.

Embed

En la víspera de la visita al referente del Frente Renovador, González compartió un asado con Máximo y con el diputado Eduardo 'Wado' de Pedro. Allegados a ellos aseguran que estuvieron solos los tres y que la cena duró algo más de tres horas, casi cuatro.

Según se supo tras esa charla, hablaron sobre las mutaciones del capital financiero, sobre los desafíos futuros, sobre la gestión de gobierno, sobre el rol de la alimentación y la energía en el futuro y hasta compartieron algunas anécdotas. En esta sobremesa aclaran que el ex presidente del gobierno español prefirió no meterse demasiado en asuntos públicos ajenos a su país.

Ambos coincidieron en cuestiones más generales como la necesidad de ampliar las alianzas electorales.

Precisamente en la cena dicen que se habló de evitar la "venganza" como herramienta política entre adversarios. Tal vez no se haya pronunciado taxativamente el término pero fue un tema de conversación entre el diputado nacional del Frente para la Victoria -Unidad Ciudadana y el ex jefe de Estado.

En esta nota