El presidente brindó una entrevista mientras se encuentra por su gira europea y disparó contra los trabajadores de Tiempo Argentino, que desde el 3 de abril se constituyeron como cooperativa y se encuentran luchando día a día para sostener el diario, mucho más luego del terrible ataque que sufrieron en la redacción. Su respuesta marca lo que piensa del conflicto: "Nadie tiene derecho a usurpar lo que no es de uno".

Una de las preguntas que le realizó La Nación durante una entrevista que brindó en Berlín fue qué opina del episodio en Tiempo Argentino, donde una patota del supuesto nuevo dueño Mariano Martinez Rojas entró a amenazar a los periodistas y a romper las instalaciones.

Macri entonces respondió: "Todo eso está lejos de la Argentina que queremos. Pero me alegra que la Justicia esté interviniendo, como también intervino antes para pedir el desalojo del edificio. O sea, está mal cualquier tipo de usurpación. Me parece peor todavía con el ejercicio de la violencia, pero claramente nadie tiene derecho a usurpar lo que no es de uno".

El periodistas, al no comprender a quién se refería al hablar de los usurpadores, le repreguntó si se refería a los miembros de la Cooperativa Por Más Tiempo, a lo que le reafirmó con una escueta respuesta: "claro, claro".