El presidente Mauricio Macri atribuyó la crisis de la empresa Carrefour a la "competencia desleal" y la "evasión" de los "supermercados chinos" y anunció que habrá medidas por parte del Gobierno contra esas cadenas.

"Estamos trabajando (contra) la evasión de cadenas, ligadas a supermercados chinos, que son una competencia desleal y atentan contra el Estado", afirmó Macri en declaraciones al diario español ABC, cuando lo consultaron sobre la situación de Carrefour.

El mandatario explicó: "Si no se tributa ni se pagan los impuestos no se puede sostener la educación pública, la sanidad, la seguridad".

"Los argentinos tienen que aprender que le va a ir bien a aquel que trabaja y cumple con la ley, no al que está todo el tiempo por fuera del sistema", dijo Macri, tras apuntar contra los supermercados chinos.

Sobre la situación de los supermercados, luego de que Carrefour anunciara un proceso preventivo de crisis, señaló que "no se va a ir ninguno".

Carrefour presentó el proceso preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo y anunció su intención de echar trabajadores.

"La empresa está atravesando una situación económica compleja tras tres años de pérdidas", había señalado la cadena de origen francesa en un comunicado.

El proceso de crisis que pidió Carrefour se gestiona antes de comunicar despidos o suspensiones que afecten a más del 15% de los trabajadores en empresas de menos de 400 trabajadores, a más del 10% en compañías de hasta mil trabajadores.

En esta nota