El ex mandatario brasilero Luiz Inácio Lula Da Silva encabezó un multitudinario acto en Porto Alegre y lanzó una fuerte advertencia por el fallo del Tribunal que dificulta la posiblidad de que vuelva a presentarse en los comicios de octubre. Una de las frases más ovacionadas de su discurso fue: "Tengo que avisarle a la elite brasileña: esperen, porque vamos a volver".

“Esto es mucho más grande que un acto de elección, es un acto de soberanía nacional”, aseveró el representante del Partido de los Trabajadores ante miles de ciudadanos que se agolparon en las calles en apoyo.

LEÉ MÁS: El primero de los jueces votó por aumentar la condena de Lula

Además, advirtió: “Nunca tuve la ilusión de ser absuelto, no esperaba otra cosa. Para ellos es la hora de acabar con el Partido de los Trabajadores”.

El fallo por unanimidad pone en riesgo que Lula pueda volver a presentarse para ser presidente. Al respecto, el ex mandatario sostuvo que “todo esto es una venganza por la asunción social que hubo, por haber sacado a millones de personas de la pobreza" y aclaró que "esto no es contra Lula, es contra las conquistas sociales del pueblo”.

Quiero que pidan disculpas por las mentiras que dicen sobre mí, quiero que digan cuál es el crimen que cometimos”, exigió y remató: “La educación de este país se está acabando y la masa salarial se está diluyendo”.

En esta nota