comScore

Un diálogo insólito tuvo lugar entre el CEO de Fly Bondi, un usuario de la flamante aerolínea low cost y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, ante el estado rústico del aeropuerto de El Palomar y el servicio que ofrece a los viajantes.

"Aeropuerto El Palomar tiene la mejora sala de embarque!", fue el ¿irónico? mensaje de Julián Cook, CEO de Fly Bondi, la polémica aerolínea que inauguró su servicio con varios inconvenientes. Allí, se ve a varias personas esperando su vuelo sentados en un descampado, sin ningún tipo de servicio extra ni protección ante el calor o eventuales lluvias.

Embed

Ante eso, un usuario hizo una propuesta minimalista: "Estaría bueno que pongan mesas con sombrillas y un puesto tipo isla para ventas de gaseosas", le sugirió al empresario como forma de paliar la falta de atención a las personas que iban a viajar en la flamante compañía, tan promocionada por el Gobierno nacional.

Embed

Ante eso, el funcionario respondió cuál era la propuesta que se estaba analizando dentro del ministerio: poner un "food truck", aunque agregó que iban a tener en cuenta la idea de incluir sombrillas como una suerte de sala de embarque improvisada dentro del ex aeropuerto militar.

Embed