Rusia afirma que desbarató una célula islamista en Crimea tras presunto ataque ucraniano

17 de agosto, 2022 | 09.35

(Agrega declaraciones del líder de Crimea y de Zelenski y ataques en Donbass)

El líder de Crimea dijo hoy que el servicio de seguridad ruso desbarató una célula "terrorista" islámica coordinada desde Ucrania, un día después del segundo presunto ataque ucraniano en una semana en la península anexionada por Rusia.

Los estallidos e incendios continuaron hoy en el depósito militar del norte de Crimea sacudido ayer por explosiones de municiones que el Ejército ruso atribuyó a la acción de saboteadores, según dijo la máxima autoridad de la península, Serguei Aksionov.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El sabotaje llegó una semana después de que detonaciones sacudieran una base aérea rusa en Crimea, desde donde salen a diario aviones para bombardear otras partes de Ucrania en el marco de la invasión lanzada por Rusia, que está por cumplir seis meses.

Aunque insinuó haber sido responsable, Ucrania no llegó a reivindicar ninguno de los hechos, que habrían sido los primeros ataques ucranianos en Crimea, donde Rusia tiene anclada su flota militar del mar Negro, desde su anexión por Moscú, en 2014.

En lo que sonó a alusión a los estallidos en Crimea, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, elogió anoche a personas "que se oponen a los ocupantes en su retaguardia", y advirtió a los ucranianos que no se acerquen a depósitos de municiones rusos.

El líder de Crimea, Serguei Aksionov, escribió en la aplicación Telegram que el Servicio de Seguridad federal (FSB), los servicios de inteligencia internos rusos, habían desmantelado una célula "terrorista" de seis miembros en la península.

“Están todos detenidos. Las actividades de estos terroristas estaban coordinadas, como era de esperar, desde el territorio del Estado terrorista de Ucrania", dijo Aksionov, informó la agencia de noticias Sputnik.

Aksionov dijo que todos los detenidos eran miembro del grupo fundamentalista islámico Partido de la Liberación, o Hizb ut-Tahrir, que está prohibido por extremista en Rusia así como en muchos otros países, desde Alemania a China.

El FSB emitió un comunicado sobre los arrestos que no dijo si se relacionaban con las explosiones de ayer en el depósito militar del distrito de Dzhankoi, en el norte de Crimea, que dejaron más de 3.000 evacuados.

Sin embargo, el comunicado del FSB mencionó a Yalta, que queda en Dzhankoi, como una de las dos ciudades donde se llevaron a cabo las detenciones de los integrantes de la célula islamista, que fue "neutralizada", agregó la nota.

El Ejército ruso dijo ayer que las explosiones en el depósito de municiones habían sido un "acto de sabotaje".

Rusia dijo la semana pasada que estallidos en una base aérea del distrito de Saki, en Crimea, habían sido resultado de la explosión accidental de municiones.

Ucrania dijo que nueve aviones de combate ruso fueron destruidos por las explosiones en la base aérea.

Ataques ucranianos en Crimea abrirían otro frente y representarían una seria escalada en una guerra de casi medio año cuyas hostilidades más intensas se libran en Donetsk, una de las dos provincias del este ucraniano que forman la región del Donbass.

Miles de personas han muerto y millones tuvieron que abandonar sus casas y convertirse en refugiados o desplazados por el conflicto, que además causó una ola inflacionaria global por un fuerte aumento del precio de la energía y los alimentos.

El mes pasado, Ucrania y Rusia firmaron acuerdos mediados por la ONU y Turquía para desbloquear exportaciones de cereales ucranianos por el mar Negro y tratar de mitigar una crisis alimentaria global desatada por la guerra.

Mañana, el secretario general de la ONU, António Guterres, planea viajar a Ucrania para reunirse con Zelenski y con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, para discutir el estado de las exportaciones ucranianas en virtud del acuerdo.

También se espera que hablen del posible envío de una misión de inspección a la sureña planta nuclear ucraniana de Zaporiyia, que está ocupada por tropas rusas y que ha sufrido bombardeos de los que Ucrania y Rusia se han acusado mutuamente.

En Crimea, en tanto, Aksionov dijo que las detonaciones en el depósito de Dzhankoi continuaron hasta hoy a la mañana, y que bomberos todavía combatían allí dos incendios.

Hay esfuerzos en curso "para poner en macha toda la maquinaria y extinguir los incendios" antes de que anochezca, agregó.

En el Donbass, el gobernador de Dontesk, Pavlo Kirilenko, dijo que dos civiles murieron hoy y otros siete resultaron heridos en bombardeos rusos a varias ciudades.

Las muertes ocurrieron en las de Adviivka y Zaitseve, precisó en Telegram.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►