Llegó a Siria un buque acusado por Ucrania de transportar cereales robados

04 de agosto, 2022 | 13.23

Un buque sirio, incautado en Líbano acusado de transportar cereales ucranianos robados, fue autorizado a salir del país y llegó a Siria, informaron las autoridades de ambos países.

La agencia oficial libanesa ANI anunció que el buque Laodicea salió del puerto de Trípoli en el Líbano a las 8 hora local (3 hora de Argentina), tras una decisión judicial.

La agencia aclaró que la dirección del puerto de Trípoli autorizó al buque a abandonar el puerto "de conformidad con los principios jurídicos libaneses".

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Ucrania, que se declaró "decepcionada" por la decisión de las autoridades, acusa a Rusia de robar sus cosechas en las zonas ocupadas para consumo interno o venderlas en el extranjero de forma ilegal.

La embajada de Ucrania en Líbano declaró que los cereales habían sido cargados desde una zona ocupada por las fuerzas rusas y dijo haber presentado a las autoridades libanesas pruebas de que la mercancía había sido robada, consignó la agencia de noticias AFP.

"Pedimos a la parte libanesa que anule su decisión (...) y que tome medidas para impedir nuevos intentos de utilizar Líbano para enviar granos ucranianos robados", declaró el gobierno ucraniano en un comunicado.

El fiscal libanés Ghasan Ueidat ordenó la incautación de "Laodicea" el sábado y encargó a la policía que investigara si los cereales a bordo del buque pertenecían a un comerciante sirio.

"Ucrania siempre hizo esfuerzos para apoyar la seguridad alimentaria de Líbano, siendo uno de los primeros exportadores de productos agrícolas a este país en 2021", subrayó la diplomacia ucraniana tras presentar la queja.

Este incidente ocurre tras la puesta en marcha del acuerdo firmado por Rusia, Ucrania, Turquía y la ONU para reanudar las exportaciones de granos ucranianos bloqueados por la guerra.

El primer buque en salir fue el Razoni, con bandera de Sierra Leona, que transporta 26.000 toneladas de granos justamente en dirección a Trípoli

El convenio, que intenta aliviar la crisis alimentaria global provocada por la guerra, contempla que los barcos que salen de tres puertos ucranianos del mar Negro naveguen por corredores seguros hacia el mar Mediterráneo a través del estrecho del Bósforo o estrecho de Estambul, que divide ambos mares.

Todos los navíos son inspeccionados conforme a las exigencias de Rusia, que quiere conocer el tipo de cargamento de todos los barcos procedentes de Ucrania.

La suspensión de exportaciones de Ucrania, uno de los mayores productores mundiales de cereales, incidió fuertemente en el aumento de precios de los alimentos en todo el mundo en los últimos meses.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►