Zelenski fustiga a Rusia en aniversario de derribo de avión sobre zona prorrusa de Ucrania

17 de julio, 2022 | 11.08

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, recordó hoy a las casi 300 personas muertas hace ocho años en el derribo de un avión de pasajeros que sobrevolaba el este del país y del que su Gobierno responsabiliza a Rusia, y dijo que "todos los criminales serán llevados ante la Justicia" y que Moscú sigue "sembrando dolor" en el país, ahora con su invasión.

"En el octavo aniversario del derribo, nuestros pensamientos están con los familiares y amigos de aquellos que fueron asesinados por Rusia. Hoy, el país sigue sembrando dolor y odio en suelo ucraniano, pero esto no quedará impune"", tuiteó Zelenski, sobre el vuelo MH17 de la aerolínea Malaysia Airlines.

El 17 de julio de 2014, un avión que se desplazaba desde Países Bajos a Malasia se estrelló en la región del este de Ucrania conocida como Donbass en medio de fuertes combates entre el Ejército ucraniano y separatistas ucranianos prorrusos. Las 298 personas que iban a bordo fallecieron: 283 pasajeros y 15 tripulantes.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Una investigación encabezada por Países Bajos concluyó que el avión había sido derribado por un sistema de misiles antiaéreos trasladado a una zona de la provincia ucraniana de Donetsk bajo control de los separatistas desde la vecina Rusia.

Moscú siempre negó cualquier responsabilidad en el hecho y culpó de él al Gobierno de Ucrania.

La fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, tuiteó hoy que "Rusia debe ser considerado un Estado terrorista" y que Ucrania ha "tenido una terrible prueba de esto durante los últimos ocho años".

"Los últimos cinco meses fueron el pináculo del terrorismo ruso: 23.000 crímenes de guerra cometidos contra civiles, incluyendo periodistas internacionales que mostraban la verdad sobre los crímenes de guerra rusos", agregó.

En Países Bajos, el embajador de Ucrania homenajeó a las víctimas en un monumento del aeropuerto de Schiphol, de la ciudad de Ámsterdam, del cual despegó el avión hace ocho años, informó la agencia de noticias AFP.

El embajador Maksim Kononenko expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas, en su mayoría ciudadanos de Países Bajos, y recordó que 80 eran niños.

"Es extremadamente importante para nosotros permanecer cerca de los familiares de las víctimas", dijo.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►