Ucrania informó que restauró la alimentación eléctrica en la planta nuclear ocupada por Rusia

10 de agosto, 2022 | 15.59

(Añade declaración de la OIEA y reunión en la ONU)

Ucrania comunicó hoy que se restableció una línea eléctrica para alimentar la central nuclear de Zaporiyia, ocupada por el Ejército ruso, tras advertir sobre un posible accidente atómico y entre preocupaciones por los bombardeos en la zona, tema que será abordado mañana en una reunión de emergencia en el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Ucrania informó al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) de la restauración de una línea eléctrica procedente de una central térmica cercana, que puede utilizarse para suministrar electricidad a Zaporiyia en caso de ser necesario", informó la agencia nuclear de la ONU en un comunicado.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El director general del organismo, el argentino Rafael Grossi, calificó esta situación de "avance positivo", tras las advertencias realizadas por el operador ucraniano Energoatom sobre los peligros que existían por la disponibilidad limitada de energía en la central ante los bombardeos y la ocupación de las fuerzas enviadas por Moscú.

Rusia invadió Ucrania a fines de febrero pasado y ocupó la planta nuclear, que es la más grande de Europa, a principios de marzo, pero mantuvo en funciones a los técnicos ucranianos que la operaban.

En las últimas semanas, Rusia y Ucrania se acusaron mutuamente de haber bombardeado la instalación, obligando a detener el funcionamiento de algunos reactores para prevenir una catástrofe nuclear.

Ucrania acusa a Rusia de usar la planta para guardar armas y de atacar desde allí, confiada en que no habrá respuesta.

Estos temas serán abordados mañana en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU que está previsto que comience a las 15 hora local (16 hora de Argentina).

El encuentro, del que participará Grossi de forma virtual, fue solicitado por Rusia, que tiene derecho de veto, al igual que los otros cuatro miembros permanentes (Estados Unidos, China, Francia y Reino Unido).

El G7, grupo de países más industrializados del mundo, acusó hoy al Kremlin de estar "poniendo en peligro" la región alrededor de Zaporiyia y exigió la devolución de la planta a Ucrania.

Rusia "debe retirar de inmediato sus tropas de dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas de Ucrania y respetar el territorio y la soberanía de Ucrania", dijeron los ministros de Relaciones Exteriores del G7 en un comunicado emitido en Alemania.

"Exigimos que Rusia devuelva de inmediato" a Ucrania la planta de energía nuclear de la provincia de Zaporiyia, así como de todas las instalaciones nucleares ucranianas, para garantizar sus operaciones seguras, agregó la nota, informó la agencia de noticias AFP.

En su comunicado, el G7 subrayó que "el personal ucraniano que opera la central nuclear debe poder desempeñar sus funciones sin amenazas ni presiones. Es el control continuo de Rusia de la planta lo que pone en peligro a la región".

"Seguimos profundamente preocupados por la grave amenaza que la incautación de las instalaciones nucleares de Ucrania y otras acciones de las fuerzas armadas rusas representan para la seguridad de estas instalaciones", prosiguió la nota.

Esta incautación aumenta significativamente el riesgo de un accidente o incidente nuclear y pone en peligro a la población de Ucrania, a los países vecinos y a la comunidad internacional, dijeron los ministros.

Asimismo, señalaron que la ocupación de la planta limita la capacidad del OIEA de monitorear las actividades nucleares de Ucrania, al tiempo que agradecieron a Grossi por su firme compromiso para fortalecer la seguridad nuclear en Ucrania.

En ese sentido, el G7 subrayó la importancia "de facilitar una misión de expertos del OIEA a la planta de energía nuclear de Zaporiyia para abordar los problemas de seguridad nuclear, protección y salvaguardias".

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►