Desde la cárcel, el opositor ruso Navalny enfrenta un nuevo juicio

15 de febrero, 2022 | 09.53

Un tribunal ruso comenzó hoy un nuevo juicio al líder opositor ruso Alexey Navalny, quien se encuentra encarcelado desde hace un año por delitos de fraude y ahora enfrenta nuevos cargos que podrían sumarle una condena de hasta diez años más de prisión.

En este nuevo proceso, Navalny compareció vestido como prisionero y con la cabeza rapada. 

La audiencia se celebra en una sala de la prisión a las afueras de Moscú, donde cumple su condena, junto a sus abogados y rodeado de varios guardias, informó la agencia de noticias AFP.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Navalny es una de las personalidades más críticas del presidente ruso, Vladimir Putin, y su movimiento ha sido reprimido por las autoridades rusas que ordenaron su proscripción y lanzaron procesos judiciales contra su dirigencia.

Durante el proceso, el opositor aprovechó un receso técnico debido a un problema de sonido para abrazar a su mujer Yulia.

Navalni, de 45 años, fue condenado a dos años y medio de cárcel en febrero de 2021 en otro proceso por acusaciones de fraude, un juicio que el activista tildó de "político" y "amañado". 

Actualmente está preso en un colonia penal en Pokrov, unos 100 kilómetros al este de Moscú. 

El proceso iniciado hoy se desarrolla en ese recinto, algo que fue denunciado por los seguidores de Navalny como una forma de limitar la difusión del juicio.

"Todavía no soy culpable, pero se me presenta vestido como prisionero (...) Es para que si una abuela me ve en la televisión piense que de todas formas ya estoy en prisión", protestó Navalny

"¡Yo quiero ser juzgado como un zek cualquiera!", agregó utilizando la expresión que designa a los presos de los gulag soviéticos. 

En este nuevo proceso el líder opositor está acusado de haber malversado más de 4,7 millones de dólares en donaciones a las organizaciones que lidera, una acusación que conlleva una condena de hasta diez años de cárcel. 

Además, arriesga una pena adicional de seis años por desacato al tribunal durante el proceso del año pasado. 

Estos dos cargos serán analizados en este mismo juicio. 

Sus abogados pidieron que se le permita vestirse con su ropa y no con el uniforme de preso y que la audiencia se celebre en un tribunal de Moscú, dos demandas desestimadas por la jueza Margarita Kotova. 

Ayer, la mujer de Navalny denunció la "cobardía" del Gobierno ruso y calificó el proceso como "ilegal" y los cargos como "deshonestos". 

El activista sufrió un envenenamiento en Siberia a mediados de 2020 y pasó varios meses recuperándose en Alemania. 

Navalny responsabiliza al Presidente ruso de la intoxicación, que todavía no ha sido investigada en su país, ya que las autoridades afirman que no hay pruebas y que Alemania no compartió los análisis médicos.

A su retorno a Rusia, el opositor fue detenido en enero de 2021 y juzgado y condenado por una causa por "fraude" que databa de 2014.

Esta condena generó una ola de críticas y de sanciones de muchas potencias occidentales contra Moscú.

Navalny fue incluido en una lista oficial de "terroristas y extremistas", en el marco de una campaña de represión hacia voces disidentes que también afectó a sus principales colaboradores, que están exiliados. 

El Fondo de Lucha contra la Corrupción (FBK), una de las principales organizaciones vinculadas al opositor, también fue colocada en esta lista negra en 2021. Esta decisión condujo a su clausura y dio paso al inicio de juicios contra muchos de sus activistas.

El mes pasado varios medios de comunicación rusos denunciaron presiones de las autoridades para eliminar contenidos vinculados a Navalny.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►