Comisión estadounidense afirma que México es la mayor productora de fentalino

08 de febrero, 2022 | 19.41

Una comisión de Estados Unidos contra el tráfico de opioides sintéticos informó hoy que la gran mayoría de drogas sintéticas se produce o transita por México y que el enfoque de "abrazos, no balas" adoptado por el gobierno de Andrés López Obrador para abordar los grupos criminales no contribuyó a resolver los problemas del tráfico.

De acuerdo con el informe, la comisión estableció que entre junio de 2020 y mayo de 2021 más de 100.000 estadounidenses murieron por sobredosis de drogas, es decir más del doble de los que fallecieron por accidentes de tráfico o armas de fuego.

El detalle más alarmante es que según la comisión estadounidense, alrededor de dos tercios de esas muertes se debieron a opioides sintéticos, que son mayormente producidos o trasladados por México, que es "la principal fuente" de tráfico de fentanilo, informó la agencia de noticias AFP.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El fentanilo es un opioide sintético que puede ser hasta 50 veces más potente que la heroína y afecta principalmente a personas de 18 a 45 años, afirmó la comisión.

Además, "en México, donde se produce o por donde transita la gran mayoría de estas drogas (que ingresa a Estados Unidos), el narcotráfico también contribuye a la corrupción, desafía la seguridad del Estado y alimenta la violencia extrema", denunció el informe.

La investigación agregó que los cárteles fabrican "este fentanilo ilícito y sus análogos" en laboratorios clandestinos y con ingredientes provenientes en gran parte de China.

Del mismo modo, precisó que el modo en que los traficantes ocultan en cantidades difíciles de detectar y lo pasan de contrabando a través de la frontera con Estados Unidos, lo convierte en "altamente rentable" para los traficantes, "más que la heroína".

Asimismo, el informe subrayó que el enfoque recientemente adoptado por México de "'abrazos, no balas' para abordar los grupos criminales trasnacionales" no permitió afrontar los problemas del tráfico "y se necesitarán más refuerzos".

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador estima que combatir la violencia mediante la violencia no funciona y promueve en cambio una política de programas sociales.

Apenas asumió la presidencia de México, en diciembre de 2006, Felipe Calderón declaró una guerra abierta al narcotráfico, en la que involucró a las Fuerzas Armadas. La cantidad de muertes creció en el país de manera exponencial, hasta llegar a fines de 2021 a un acumulado de unos 350.000 asesinatos.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►