Doce muertos y casi un centenar de heridos por nuevos combates en Trípoli

27 de agosto, 2022 | 14.15

Al menos 12 personas murieron y 87 resultaron heridas en la capital de Libia, Trípoli, donde en la madrugada de hoy se enfrentaron grupos armados rivales haciendo temer que se desate una nueva guerra en el país del norte de África.

Los combates, con armas pesadas y ligeras, se produjeron en varios barrios de la capital, en un momento de caos político por la rivalidad entre dos Gobiernos: uno con sede en Trípoli, dirigido por Abdelhamid Dbeibah desde 2021, y otro formado en el este liderado por Fathi Bashagha y apoyado por el bando del mariscal Jalifa Haftar, un militar antiislamista.

Durante toda la noche hubo ráfagas de tiros y explosiones en Trípoli, según la agencia de noticias AFP.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Trípoli acusó en un comunicado al bando rival y lamentó que los enfrentamientos sucedan justo cuando "debían celebrarse negociaciones para evitar que se derrame sangre en la capital".

El vocero del servicio de ambulancias y socorro de Trípoli, Ousama Ali, dijo hoy a la cadena local Libya al Ahrar que los combates seguían, por lo que los equipos tienen "dificultades para desplazarse".

Los enfrentamientos provocaron importantes daños en pleno corazón de la capital, según imágenes divulgadas en Internet, en las que se veían vehículos calcinados y edificios llenos de balazos. Hubo incendios en una mezquita y en una clínica privada.

El Consejo de Seguridad de la ONU observa "con preocupación" los acontecimientos en Libia, incluida la movilización de fuerzas y las amenazas de recurrir a la confrontación violenta en Trípoli con fines políticos, indicó Stephane Dujarric, vocero del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y pidió acciones inmediatas para cesar la violencia, informó la agencia Europa Press.

Bashaga, cuyo gobierno fue formado en Bengazi, ya intentó tomar el control de Trípoli el 22 de julio, en unos enfrentamientos que dejaron 16 muertos y alrededor de 50 heridos.

Actualmente tiene su sede en Sirte, pero el primer ministro del este del país lleva días amenazando con llevar a cabo una ofensiva definitiva contra la capital.

Dbeibah llegó al poder tras el histórico alto el fuego de 2020, que puso fin a un año de combates entre las fuerzas de Trípoli y las del este del país.

El Gobierno de transición tenía el mandato de llevar al país a elecciones en diciembre pasado, pero nunca se llevaron a cabo debido a las divisiones sobre las reglas y la presencia de candidatos controvertidos.

En febrero, el Parlamento de Bengazi designó a Bachagha al frente de un nuevo Ejecutivo con el respaldo del mariscal Hafter, un militar que sirvió a Kaddafi pero luego se enfrentó con él, cuyas tropas trataron de conquistar la capital en 2019.

Pero Bachagha no ha conseguido hasta ahora apartar al Ejecutivo dirigido por Dbeibah, que ha afirmado en varias ocasiones que solo entregará el poder a un gobierno electo.

Libia lleva más de una década en crisis y en repetidos episodios de conflicto armado tras la caída del dictador Muammar Kaddafi en un levantamiento respaldado por la OTAN en 2011.

Desde entonces, el país ha tenido una decena de gobiernos y no ha conseguido celebrar elecciones presidenciales debido a las fuertes divergencias.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►