India, un socio ansiado para Argentina y su llave para los BRICS

India define su política exterior en términos de autonomía estratégica. La relación con China y Estados Unidos, y el aval para que Argentina ingrese a los BRICS.

13 de agosto, 2022 | 00.05

La India, que históricamente jugó con un bajo perfil, está próxima a alcanzar el tamaño de la población de China y busca lograr un mayor protagonismo en el plano internacional. Desde el 2019 tiene una asociación estratégica con Argentina y ahora, mirando de reojo la avanzada de China en la región, busca fortalecer sus inversiones en el ámbito productivo, desde la industria de medicamentos genéricos hasta la exploración en Vaca Muerta. Además, cuando el canciller Santiago Cafiero visitó a su par indio en abril pasado trabajaron sobre un acercamiento entre la India y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).  

"India es uno de los fundadores del movimiento de países no alineados y hoy hablan de su política exterior en términos de autonomía estratégica. Ellos no van a seguir a Estados Unidos y no van a seguir a China, sino que van a hacer lo que les convenga", explicó en diálogo con El Destape Maya Alvisa, licenciada en Estudios Orientales por la Universidad de El Salvador. Esto revela precisamente el movimiento que tiene India en el mundo.

Como fundador del movimiento de países no alineados, durante los años de Guerra Fría no se plegó ni a Estados Unidos ni a la Unión Soviética. La entonces Unión Soviética fue, por ejemplo, su principal proveedor de armas y apoyó a la India cuando tuvo su primer gran conflicto con China por la frontera que comparten. Pero, en paralelo, durante las décadas del '60 y '70 la potencia asiática también profundizó sus relaciones con Estados Unidos, de quien recibió ayuda para planes agrarios y su política de desarrollo. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Ese equilibrio lo sigue sosteniendo hoy, en un mundo cada vez más polarizado entre dos potencias -Estados Unidos y China-, aunque la radicalización de algunos conflictos como la guerra entre Rusia y Ucrania puede exigirle definiciones más determinantes. "En ciertos espacios a la India le conviene estratégicamente estar unida a China, y lo hace, y en otros momentos a Estados Unidos. Pero es un juego que si la situación se sigue poniendo tensa en lugares como el Mar de China India va a tener que definirse", opinó Alvisa.

Por ejemplo, ante el conflicto en Ucrania, India se movió igual que China y no aplicó ninguna sanción a Rusia y de hecho ambos países profundizaron el comercio en materia de hidrocarburos. Además, comparte con China varios espacios importantes en la región como los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y la Organización de Cooperación de Shanghai, al mismo tiempo que comparte con Estados Unidos la alianza Quad, que reúne a Estados Unidos, India, Australia y Japón, y que nació como un espacio de contención al avance de China

India y China, una relación con tensiones no resueltas

India fue uno de los principales países en reconocer a la República Popular China cuando otros eligieron reconocer a Taiwán; lo hizo en 1950, un año después de que se conformara la república. Pero ya en 1962 tuvieron su primer gran cruce por la frontera que comparten a la altura del Tíbet.

"Cuando Inglaterra se retiró de la India, dejó lo que se conoce como Línea McMahon, una división entre India, Tíbet y China, que India reconoce como frontera pero que China nunca reconoció. Fue ahí dónde surgieron todos esos conflictos que hasta ahora no se resolvieron", explicó la licenciada en Estudios Orientales. Y recordó la última gran tensión que hubo en ese paso fronterizo en 2020 y que terminó con la muerte de 20 indios y al menos cuatro chinos en un enfrentamiento con piedras. 

"India ha venido generando en los últimos años una reacción al enorme avance que China está teniendo, sobre todo con su proyecto de la Ruta de la Seda. En el marco de la Ruta, China ha hecho grandes inversiones en uno de los puertos de Pakistán (Gwadar) con más de 40 mil millones de dólares invertidos con la intención de buscar por ahí una salida directa al mar", explicó la investigadora y se refirió a lo que se conoce como "collar de perlas", que es una serie de puertos que China está desarrollando alrededor de la India y que Nueva Delhi lo considera como un cerco y una forma de quitarle la preeminencia que siempre tuvo en el Océano Índico. 

Pero esa relación tensa -agregó Alvisa- hace contrapeso con la gran interdependencia entre ambas economías. "Las importaciones de China a India en este último año han sido más o menos de 76 miles de millones de dólares y además le exportan cerca de 20 mil millones de dólares. Es decir, tienen una relación muy importante y hay muchas inversiones de China en India en el rubro de infraestructura", explicó y continuó: "Son dos grandes economías del mundo en este momento. Ambas lo saben y saben que les conviene tener una relación de concordancia, digamos. Que no les conviene ser enemigas sino todo lo contrario". 

En cuanto a la tensión diplomática que provocó la llegada de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán, India optó por no hacer ningún tipo de declaración. Estados Unidos, no solo en este tema sino en general, presiona para que Nueva Delhi juegue de su bando, China hace lo propio, aunque con su estilo: no lo presiona pero fuerza una relación cada vez más estrecha en términos económicos.

Asociación Estratégica con Argentina y puerta de entrada a los BRICS 

América Latina es una región que nunca fue prioritaria para la India en relaciones que fueran más allá de lo diplomático. En lo cultural y comercial, India estuvo bastante alejada pero desde hace 50 años a esta parte, empezó a prestar atención al ascenso de América Latina. "Hoy ya hay toda una política de India en cuanto al acercamiento a la región, sobre todo porque empezó a competir con China y ve lo que su país vecino hizo en América Latina", explicó la doctora en Historia y puso como ejemplo el paso de una relación diplomática a una estratégica entre India y Argentina.

La asociación entre ambos países creció en los últimos años y hoy India es el cuarto socio comercial de Argentina. Solo en 2021, el comercio entre ambos creció un 74 por ciento. Además, en términos políticos, cuando Cafiero estuvo en Nueva Delhi conversó con su par sobre cómo desarrollar el concepto del sur global y se comprometió, ahora que Argentina tiene la presidencia pro témpore de la CELAC, a promover el diálogo entre ese mecanismo de integración e India.

"La CELAC tiene un diálogo muy activo y directo con China. Eso India lo está viendo y está tratando de relacionarse en ese sentido. Argentina, por su parte, busca diversificar su oferta exportadora en este país, así como India busca incrementar su exportación en nuestra nación", explicó Alvisa. 

Además, India, como miembro de los BRICS, apoya la entrada de Argentina al organismo de países emergentes, de la misma manera que lo hicieron China, Brasil y Sudáfrica.

"El ingreso de Argentina suma porque lo que se viene hablando en política internacional es que es muy posible que los BRICS terminen convirtiéndose en un contrapeso con respecto al G7", analizó para este medio la licenciada en Estudios Orientales y cerró: "Tanto como hay que seguir viendo el crecimiento de China y su posicionamiento como una de las hegemonías mundiales en este concepto de mundo multipolar, India es la otra enorme hegemonía que no se puede dejar de ver". 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►