Siria, aliada de Rusia, rompió relaciones con Ucrania

El punto final de las relaciones diplomáticas llegó tras el reconocimiento sirio de la independencia de Donetsk y Lugansk, las dos provincias orientales que en 2014 se levantaron en armas contra Kiev y ahora quieren ser anexadas a Rusia.

20 de julio, 2022 | 18.08

Siria anunció este miércoles la ruptura de relaciones diplomáticas con Ucrania. Según dijo una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores a la agencia de noticias estatal siria SANA, la decisión se tomó “en conformidad con el principio de reciprocidad y en respuesta a la decisión del Gobierno ucraniano", que hizo lo propio tres semanas atrás debido al reconocimiento sirio de la independencia de "repúblicas" que separatistas prorrusos han proclamado en territorios que controlan en dos provincias del este de  Ucrania.

Las relaciones entre Ucrania y Siria se han visto afectadas desde 2016, cuando Kiev ordenó cerrar su Embajada en Damasco y dos años después hacer lo mismo con la Embajada siria en Ucrania.

Para esta ocasión, Siria anunció a finales de junio que reconocería la independencia de las "repúblicas" que los separatistas prorrusos proclamaron en 2014 en las provincias de Donetsk y Lugansk, situadas en la convulsionada región del Donbass, en el este de Ucrania y fronteriza con Rusia. Hasta entonces, solo Moscú había reconocido en febrero la independencia de estas dos regiones ucranianas, pocos días antes del inicio de su invasión a Ucrania, el 24 de febrero.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, anunció el 29 de junio que ponía fin a las relaciones diplomáticas con Siria, si bien Damasco considera que las mismas está rotas desde 2018. Zelensky sostuvo entonces que "Rusia ha forzado a Siria a lanzar el mensaje sobre el supuesto reconocimiento de las estructuras de ocupación en el Donbass como presuntos estados".

Asimismo, dijo que "la presión de las sanciones contra Siria será aún mayor". La fuente que habló con SANA dijo que en este año Ucrania "rechazó renovar los visados de residencia a diplomáticos sirios que trabajan en la Embajada de Siria en Kiev, lo que hizo imposible que llevaran a cabo sus funciones".

"La Embajada suspendió sus funciones como resultado de las actitudes hostiles del Gobierno ucraniano", añadió. Desde aquel momento, la delegación diplomática ucraniana en Líbano es quien protege los intereses de los ciudadanos ucranianos en Siria.

Tras el inicio de la invasión de Ucrania, el presidente sirio, Bashar al Assad, destacó que la ofensiva suponía una "corrección de la Historia" y afirmó que Moscú "no sólo se defiende a sí misma, sino que defiende al mundo y los principios de justicia y humanidad".

Rusia es uno de los principales apoyos internacionales del mandatario sirio y su intervención militar en Siria, en 2015, permitió a las fuerzas gubernamentales repeler avances de rebeldes armados y tomar de nuevo la iniciativa en el campo de batalla.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►