Militares, policías y hasta buques de guerra blindan Bali para la cumbre del G20

14 de noviembre, 2022 | 06.28

(Enviado especial).- Más de 18.000 efectivos, entre policías y militares, fueron desplegados en Bali por la cumbre de líderes políticos del G20 que se realizará mañana y el miércoles en esa isla de Indonesia, en un operativo de seguridad que también incluye tanques y hasta 13 buques de guerra.

Las autoridades precisaron que en total son 18.030 los uniformados que participan del operativo y su presencia es notoria tanto en las sedes del encuentro, como en los hoteles en los que se alojan los jefes de Estado y delegados en la turística zona de Nusa Dua, en el sur de la isla.

También en las calles, donde abundan tanto soldados vestidos con un uniforme estilo camuflaje en verde y negro, como policías que constantemente usan sus silbatos para intentar ordenar el tránsito, colapsado ante la gran cantidad de vehículos que transportan a los participantes.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Los efectivos están desplegados incluso en la línea costera, donde se encuentran los paradores de los grandes resorts que hay en el área.

Desde la playa, donde el visitante puede al menos enfrentar un poco el agobiante calor húmedo de la jornada, también se pueden observar los 13 buques de guerra que forman parte del operativo e incluso allí están estacionados algunos de los tanques y vehículos blindados.

También custodian la cumbre cuatro aviones de combate (F16 estadounidenses y Sukhoi rusos), una aeronave de reconocimiento de Boeing y dos aviones de carga Hércules para eventuales evacuaciones médicas.

Las autoridades instalaron tecnología de reconocimiento facial, más de 1.700 cámaras de vigilancia y cientos de cámaras transportadas por agentes de policía.

Además de los posibles incidentes, están las protestas que suelen realizarse en cada cumbre de líderes mundiales, aunque las autoridades de Indonesia indicaron que buscarán evitarlas con todo el peso de la ley local.

En ese sentido, la oficina de Inmigración de Bali indicó que aumentó los controles de los extranjeros que visitan la isla, en un esfuerzo por asegurar que ninguno de ellos realizara o participara en una protesta durante el G20.

Anggiat Napitupulu, titular del Ministerio de Leyes y Derechos Humanos de la provincia, dijo que de acuerdo con la ley, los extranjeros tienen prohibido realizar manifestaciones en el país, ya que interrumpe el orden público, citó el diario local The Jakarta Post.

Ese mismo medio de comunicación informó que hay 1.500 oficiales preparados para una eventual evacuación en el caso de un desastre natural como un terremoto, inundación o hasta un tsunami.

Bali está ubicada en el llamado cinturón de fuego del Pacífico, al igual que la zona cordillerana de la Argentina, caracterizada por tener importantes actividades sísmicas y volcánicas.

En 2004, un terremoto submarino en la cercana isla de Sumatra provocó un tsunami que mató a más de 130.000 personas, solamente en Indonesia.

En Bali además está ubicado el monte Agung, el pico más alto de la isla y un volcán que tuvo varias erupciones en 2017 y 2019.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►