China presenta tecnología militar de alta gama en importante exhibición aérea

30 de septiembre, 2021 | 09.19

China realizó un despliegue extravagante de tecnología militar de alta gama en el principal evento de su feria aérea de esta semana, mientras transmitía sus crecientes ambiciones en la exploración espacial y la autosuficiencia en los aviones comerciales.

Las restricciones de viaje relacionadas con la pandemia implicaron que el Airshow China en la ciudad sureña de Zhuhai fuese un asunto principalmente nacional, pero los observadores extranjeros han seguido atentamente los eventos a distancia, mientras el país mejora su fuerza militar.

"Las plataformas clave en servicio con la PLAAF, que habían sido operadas en estricto secreto anteriormente y se muestran al público por primera vez, han atraído una atención considerable de la audiencia internacional", dijo Kelvin Wong, editor de asuntos de defensa de Janes, con sede en Singapur.

Wong destacó al WZ-7 Xianglong, un dron de reconocimiento de gran resistencia y altitud aproximadamente análogo al Northrop Grumman de fabricación estadounidense RQ-4 de Global Hawk, pero con motores inferiores.

El WZ-7 ha sido avistado operando desde bases aéreas cercanas a la frontera entre China e India, la frontera de Corea del Norte y el Mar de China Meridional, dijo Wong.

China ha estado trabajando duro para mejorar el rendimiento de sus motores de fabricación propia, que se han quedado rezagados ante la tecnología occidental. En el espectáculo, voló sus aviones de combate J-20 con motores chinos en lugar de rusos por primera vez.

También se están realizando pruebas para dos tipos de motores domésticos para su avión de transporte Y-20, dijo el diseñador jefe del avión el miércoles al diario Global Times.

El caza de guerra electrónico J-16D, su equivalente más cercano al EA-18G Growler estadounidense, estaba en exhibición en tierra, mostrando una capacidad que, según expertos, podría ayudarlo a erosionar las defensas antiaéreas de Taiwán en caso de conflicto.

Wong dijo que en el avión se introdujeron al menos tres tipos de cápsulas de interferencia, lo que sugiere que cada una fue diseñada para interrumpir diferentes partes del espectro electrónico.

China también reveló que está buscando un avión no tripulado para ayudar a proteger aviones de combate tripulados más caros, en línea con proyectos rivales en Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia, India y Rusia.

China también reveló que esperaba lanzar su próxima generación de cohetes de servicio pesado, lo suficientemente poderosos como para enviar una nave espacial tripulada a la Luna, en 2028, dos años antes de lo esperado.

Entre los aviones de pasajeros, China está intensificando sus esfuerzos para volverse autosuficiente en tecnologías clave, en medio de las tensiones comerciales con Estados Unidos.

Aero Engine Corp de China mostró un modelo giratorio de tamaño completo del motor CJ1000 en desarrollo para el avión C919, que eventualmente podría reemplazar los motores CFM International LEAP-1C importados.

Con información de Reuters

LA FERIA DE EL DESTAPE ►