Dos yernos del expresidente de Kazajistán expulsados de la dirección de empresas energéticas

15 de enero, 2022 | 13.39

(Agrega cifra oficial de muertos y heridos en las protestas)

Dos yernos del expresidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbayev, fueron expulsados de la dirección de grandes empresas energéticas, informaron hoy las autoridades kazajas, en medio de una lucha de poder tras las violentas protestas que estallaron hace dos semanas por el aumento del precio del gas.

Dimach Dossanov dejó la presidencia de la empresa nacional de transporte de petróleo KazTransOil, y Kairat Charipbaiev la de la compañía gasista QazaqGaz (antigua KazTransGas), indicó el fondo soberano kazajo en un comunicado.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Charipbayev, de 58 años, es presentado en los medios de comunicación como el esposo de la hija mayor de Nazarbayev, Dariga Nazarbayeva, y Dossanov, de 40 años, está casado con su hija menor, Aliya.

El anuncio de estas medidas llega después de unos disturbios sin precedentes en el país desde su independencia en 1991, que fueron brutalmente reprimidos.

Según informó hoy la Fiscalía General kazaja, 225 personas murieron y 4.353 rersultaron heridas en los disturbios.

Los cuerpos de "225 fallecidos fueron trasladados a las morgues, incluidos los de 19 policías y militares", precisó el jefe del servicio de enjuiciamiento criminal de la Fiscalía General kazaja, Serik Shalabaev, en declaraciones a la prensa.

Los disturbios, agregó, también dejaron "4.578 damnificados, incluyendo 4.353 heridos".

Los actos de violencia más graves ocurrieron en Almaty con disparos, saqueo de tiendas y el incendio de la alcaldía y la residencia presidencial. Hasta entonces, Kazajistán era conocida por su estabilidad.

El presidente, Kasim-Yomart Tokayev, en el poder desde 2019, calificó los disturbios de agresión "terrorista", lo que permitió pedir la ayuda militar extranjera, que le fue enviada por Rusia, pero hasta ahora no entregó pruebas concretas en ese sentido.

La violencia estalló tras el inicio de una serie de manifestaciones del 2 de enero contra la subida de los precios del combustible, en un contexto de años de deterioro del nivel de vida y de corrupción endémica entre las élites del país.

La versión de los hechos presentada por las autoridades kazajas recibió el apoyo del presidente ruso, Vladimir Putin, y de otros países de la región, entre ellos China.

En este contexto, Tokayev lanzó un ataque frontal contra su mentor, el expresidente Nursultan Nazarbayev, sus aliados y familiares, que controlan gran parte de la economía y siguen siendo influyentes en el círculo íntimo del Gobierno.

Tokayev acusó a Nazarbayev de haber favorecido el surgimiento de una "casta de ricos" que domina este Estado con muchos recursos en hidrocarburos, una crítica sin precedentes al hombre que ostenta el título honorífico de "jefe de la Nación".

Nazarbayev asumió el liderazgo del Kazajistán soviético en 1989 y lo dirigió desde la independencia en 1991 hasta 2019.

El actual presidente kazajo, que hizo toda su carrera bajo la sombra de su padre político, también anunció que la élite que se ha enriquecido en los últimos 30 años tendrá que pagar a un fondo destinado a "rendir homenaje" a la población kazaja.

Uno de los principales aliados de Nazarbayev, Karim Masimov, fue detenido el sábado acusado de alta traición tras ser destituido como jefe del servicio secreto.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►