China levanta restricciones en varias ciudades y alivia su política de "cero-Covid"

Los comercios reabrieron y los requisitos de test de coronavirus se aliviaron hoy en Beijing y al menos otras 16 ciudades de China, que comenzó a relajar

05 de diciembre, 2022 | 06.40

Los comercios reabrieron y los requisitos de test de coronavirus se aliviaron hoy en Beijing y al menos otras 16 ciudades de China, que comenzó a relajar paulatinamente la estricta política de "cero-Covid", fuente de una ola de protestas a lo largo del país.

Autoridades locales en toda China comenzaron una lenta marcha atrás de las restricciones vigentes durante los últimos años, impulsadas por recientes órdenes del Gobierno del presidente Xi Jinping adoptar nuevas formas de combatir el coronavirus.

En la capital Beijing, donde muchos negocios están plenamente abiertos, ya no se exige una prueba negativa del virus tomada en las últimas 48 horas para abordar el transporte público, al igual que en otras por lo menos 16 ciudades. En Shanghái, el centro financiero del país que este año soportó un confinamiento de dos meses, los residentes pudieron regresar a espacios abiertos como parques y sitios turísticos sin necesidad de una prueba reciente.

La vecina Hangzhou fue más allá, al suprimir las pruebas masivas para sus 10 millones de habitantes, excepto para quienes visitan o viven en residencias para ancianos, escuelas y jardines de infantes. En la ciudad noroccidental de Urumqi, donde un incendio que dejó 10 muertos catalizó la ola de protestas contra los confinamientos, hoy reabrieron supermercados, hoteles, restaurantes y centros de esquí. La ciudad de más de 4 millones de habitantes en la región de Xinjiang, enfrentó uno de los confinamientos más prolongados de China, con algunas partes cerradas de agosto a noviembre.

Las autoridades de Wuhan, donde primero se detectó el coronavirus en 2019, y de Shandong, eliminaron ayer el requisito de pruebas para usar el transporte público desde hoy. Y Zhengzhou, sede de la mayor fábrica de iPhones en el mundo, anunció ayer que la gente podrá acceder a sitios públicos, tomar transporte público e ingresar a edificios residenciales sin necesidad de una prueba de Covid de 48 horas.

La prensa estatal china, que se había enfocado en destacar los peligros del Covid, ahora cambió el tono ante el alivio de las medidas. El medio empresarial Yicai citó a un experto de salud, no identificado, quien argumentó que se debe bajar el tono a las estrictas reglas sanitarias. "La mayoría de los contagiados están asintomáticos (...) y la mortalidad es muy baja", señaló el experto, informó la agencia de noticias AFP.

La Comisión Nacional de la Salud (CNS) china establece categorías de enfermedades según su mortalidad y contagiosidad. Desde enero de 2020 mantiene al coronavirus bajo protocolos de categoría A, que da a los gobiernos locales el poder de imponer confinamientos y poner a personas infectadas en cuarentena.

El experto de Ycai descartó que ese abordaje "claramente no está en línea con la ciencia", dadas las circunstancias cambiantes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) saludó el relajamiento de la política china de cero Covid, luego de que cientos de personas salieron a las calles en varias ciudades para pedir mayores libertades políticas y el fin del confinamiento. Pero mientras algunas reglas han sido suavizadas, el aparato de seguridad chino rápidamente ha impedido más protestas, con más censura en Internet y más vigilancia de la población.

Aunque algunos centros de pruebas han sido desmantelados, se formaron largas filas frente a los que permanecen, obligando a los pobladores a aguardar en el frío invernal para realizar pruebas de Covid-19 que siguen siendo obligatorias en gran parte de China.

China informó hoy 29.724 nuevos contagios locales de Covid-19, por debajo de los más de 40.000 que había registrado esta semana, que era el récord desde la detección del primer caso a nivel mundial, en la ciudad central china de Wuhan, en diciembre de 2019.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►