El PT aprobó la fórmula presidencial Lula-Alckmin

Se trata de una de las alianzas más importantes que forjó el ex presidente para ganar las elecciones de octubre próximo. Su ahora compañero de fómula fue uno de sus más fervientes opositores y rivales electorales en el pasado.

13 de abril, 2022 | 21.12

La cúpula del Partido de los Trabajadores (PT) aprobó este miércoles la fórmula presidencial que impulsarán en las elecciones de octubre próximo: el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva y el ex gobernador paulista y uno de sus más acérrimos opositores durante su Presidencia, Geraldo Alckmin. Además, selló la alianza con dos partidos minoritarios de izquierda: el Partido Comunista de Brasil y el Partido Verde.

"La elección presidencial de este año pondrá en disputa dos proyectos muy claros: la democracia o el fascismo", argumentó el histórico partido que fundó Lula en su comunicado. Lula y Alckmin tienen como objetivo evitar que el actual presidente Jair Bolsonaro sea reelecto este octubre y todas las encuestas les permiten ser optimistas. Sin embargo, el ex mandatario y ex líder metalúrgico está intentando construir una coalición aliada lo más amplia posible para no correr riesgos y enfrentar otros cuatro de gobierno, marcados por una política económica neoliberal y una social ultraconservadora. 

"En el polo democrático -sostuvo el PT en su comunicado, la candidatura de Lula es la que tiene más chances de aglutinar a la mayoría de la sociedad, en torno a un programa que enfrente y substituya a las políticas neoliberales y privatizadoras con políticas de reafirmación de la soberanía y de crecimiento sustentable con justicial social, de recuperación de los derechos y conquistas de la clase trabajadora, de los derechos humanos, colectivos e individuales. Un programa capaz de traer paz y prosperidad para el pueblo brasileño."

La aprobación del PT es la culminación de un largo proceso. Primero Lula negoció el acercamiento con uno de los máximos referentes del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el también ex mandatario Henrique Cardoso. Fue a través de él que se selló la fórmula con Alckmin, quien primero tuvo que renunciar a su partido histórico, el PSDB, para afiliarse a un tradicional aliado del Partido de los Trabajadores, el Partido Socialista de Brasil.

Ahora solo falta la inscripción oficial y su presentación de campaña con un acto que se espera sea multitudinario en San Pablo, el bastión de ambos dirigentes, el próximo 7 de mayo. 

Bolsonaro rechazó observadores electorales de la UE

Mientras la estrategia electoral de Lula avanza con paso firme, el gobierno de Bolsonaro rechazó este miércoles que la Unión Europea (UE) pueda enviar observadores electorales. "En lo que se refiere a una eventual invitación para una misión de la Unión Europea, el ministerio recuerda que no es tradición de Brasil ser evaluado por una organización internacional de la cual no forma parte. Hay que destacar que la Unión Europea, al contrario de la OEA y la OSCE, por ejemplo, no envía misiones electorales a sus propios estados miembros", sostuvo la Cancillería brasileña en un comunicado.

Con esta decisión, el gobierno buscó rechazar el pedido que había hecho el coordinador del Grupo de Puebla y de la campaña presidencial de Lula, Aloizio Mercadante, quien había impulsado la presencia de observadores del Parlamento Europeo para las elecciones del 2 de octubre. Mercadante había advertido sobre un "efecto Capitolio" en caso de derrota de Bolsonaro. En otras palabras, que el mandatario se niegue a reconocer los resultados y sus simpatizantes decidan atacar de alguna manera a las autoridades y representantes del Estado. En Estados Unidos, esto sucedió el 6 de enero de 2021, 14 días antes de la asunción de Joe Biden, cuando seguidores de Donald Trump atacaron la sede del Congreso federal para intentar frenar la certificación de los resultados electorales.

La Cancillería brasileña, en cambio, informó que ya envió invitaciones para las misiones de observadores pedidas al Tribunal Superior Electoral, como la de la Organización de Estados Americanos (OEA), y entendimientos preliminares con el Parlamento del Mercosur, el Centro Carter, la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) y la Comunidad de País de Lengua Portuguesa (CPLP).

LA FERIA DE EL DESTAPE ►