Un hombre tomó rehenes en sinagoga de Texas y reclama que liberen a una pakistaní presa en EEUU

15 de enero, 2022 | 22.56

Un individuo que se define como "hermano" en la fe islámica de una excientífica pakistaní a la que una Corte de Nueva York condenó a 86 años de prisión por intento de asesinato de militares estadounidenses en Afganistán ingresó este sábado a una sinagoga de Texas, donde desde hace horas mantiene como rehenes a varias personas -una de las cuales ya fue liberada-, mientras reclama que liberen a la mujer.

El secuestrador se encuentra dentro de las instalaciones de la Congregación Beth Israel en Colleyville, 40 kilómetros al oeste de Dallas, a donde se dirigieron negociadores del FMI especializados en situaciones con rehenes, y el presidente estadounidense Joe Biden ya fue informado de lo que está ocurriendo, confirmó esta noche desde su cuenta de Twitter la vocera de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

La cadena de TV estadounidense ABC News aseguró que el individuo que ingresó a la sinagoga tomó de rehén a un rabino junto a tres personas y que al transmitir sus amenazas manifestó estar armado y poseer bombas, aunque sin revelar más detalles, en una información que reprodujo la agencia de noticias AFP.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En tanto, la cadena CNN informó que el secuestrador se llamaría Muhammad Siddiqui y que se trataría del hermano de Aifa Siddiqui, una excientífica pakistaní que fue condenada por la Corte de Nueva York a 86 años de prisión por intento de asesinato de oficiales de EEUU en tierras afganas y que está encarcelada en el Centro Médico Federal de Fort Worth, Texas, según publicó la agencia de noticias italiana ANSA.

Otra posibilidad podría ser que el hombre en realidad haya utilizado la expresión "hermano" en árabe en sentido figurado, no para indicar una filiación sanguínea sino para decir que comparte con la mujer la condición de creyente en la religión islámica, señaló AFP en base a las declaraciones de "otros expertos" en episodios de este tipo.

La mujer a la que el secuestrador reclama que liberen, Aifa Siddiqui, fue sentenciada en 2010 a 86 años de cárcel por terrorismo, y su caso despertó indignación en Pakistán, país del cual procede, mientras que durante la cobertura del juicio algunos diarios estadounidenses comenzaron a apodarla "Lady Qaeda".

El individuo que ingresó en la sinagoga de la Congregación Beth Israel irrumpió durante el servicio del sabbat, y una transmisión en vivo de la ceremonia religiosa a través de Facebook captó el audio de la voz de una persona que decía en voz muy alta: "Pon a mi hermana al teléfono", "Voy a morir" y "Hay algo mal con Estados Unidos".

Mientras en Colleyville seguía la tensa negociación con el secuestrador con la participación de equipos SWAT, en el resto del país se ordenó reforzar los controles de seguridad sobre todas las sinagogas de las principales ciudades de EEUU en una medida que rige desde Nueva York hasta Los Angeles, informó ANSA.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►