San Marino vota a favor de legalizar el aborto en un referéndum histórico

27 de septiembre, 2021 | 07.44

La minúscula república de San Marino votó abrumadoramente a favor de la legalización del aborto en un referéndum, anulando una ley que se remonta a 1865, según mostraron los resultados oficiales el domingo.

El 77,30% de los votantes respaldó la propuesta de permitir el aborto hasta las 12 semanas de gestación y posteriormente solo en caso de que la vida de la madre esté en peligro o de que el feto sufra una malformación grave.

La participación fue escasa, ya que solo el 41% de los votantes con derecho a voto acudió a las urnas.

La votación en este enclave del norte de Italia, de 33.000 habitantes, se produce en un momento en el que las autoridades de países como Polonia y el estado norteamericano de Texas han endurecido las leyes sobre el aborto. A principios de este mes, la Corte Suprema de México dictaminó que la penalización del aborto es inconstitucional.

Hasta ahora, en San Marino, las mujeres que interrumpían su embarazo se arriesgaban a tres años de prisión. La pena es el doble para quien lleva a cabo el aborto.

Las mujeres de San Marino que querían abortar solían ir a Italia, donde solo podían hacerlo de forma privada, con un coste de unos 1.500 euros (1.765 dólares).

En el resto de Europa, la isla mediterránea de Malta y los microestados de Andorra y Ciudad del Vaticano, otro enclave italiano, siguen prohibiendo el aborto.

En el último referéndum europeo sobre el aborto, el territorio británico de ultramar de Gibraltar votó en junio a favor de suavizar unas restricciones relativamente estrictas. Irlanda legalizó el aborto en un referéndum de mucho mayor calado en 2018.

El progreso social ha tendido a ser lento en San Marino.

Las mujeres no obtuvieron el derecho al voto hasta 1960, 14 años después de Italia, y solo se les ha permitido ocupar cargos políticos desde 1974. El divorcio se legalizó en 1986, unos 16 años después que en Italia.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►