La última medición de audiencias digitales de medios periodísticos de Argentina colocó por primera vez a Clarín en el segundo lugar de esa lista, en una clara muestra de que los lectores ya no confían en el periódico del principal grupo mediático aliado del Gobierno.

De acuerdo con datos del último análisis Comscore, una compañía de investigación de marketing en la web que recopila datos de audiencia por muestreo, Clarín fue desbancado por Infobae en cantidad de usuarios únicos.

Mientras el sitio del principal conglomerado mediático del país sumó la cifra de 16.419.000 usuarios, Infobae alcanzó los 16.757.000 y rompió con la hegemonía del diario.

La defensa acérrima de los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, incluso ante el escándalo de aportantes truchos que reveló el periodista Juan Amorín en El Destape, y su sistema de acceso arancelado a las noticias son, probablemente, factores que incidieron en la caída del medio.

No obstante, mientras cae en las visitas, el Grupo Clarín se beneficia de su alianza con el macrismo y continúa su expansión económica hacia otros objetivos.

Tal como señala el investigador especializado en medios de comunicación Martín Becerra en su blog: "El capital económico del Grupo Clarín se expande como nunca, auspiciado por una resuelta saga de decretos y resoluciones del presidente Mauricio Macri, pero esa expansión, coronada con la fusión entre Cablevisión y Telecom, tiene como contracara la pérdida de capital simbólico que posibilitó en buena medida la privilegiada interlocución que mantiene con el gobierno (y que mejora con creces las que en el pasado estableció con otras gestiones, civiles o militares)".