El nuevo entrenador de Boca, Gustavo Alfaro, le contó a Marcelo Longobardi que el presidente Mauricio Macri lo llamó ni bien asumió como DT del Club de la Ribera para hablarle bien del mandatario Xeneixe, Daniel Angelici.

Mientras Macri continuaba con sus extensas vacaciones, que totalizaron 23 días en 2019, tuvo tiempo para comunicarse con el reemplazante de Guillermo Barros Schelotto en el banco de Boca. Nada se supo que haya hablado por las terribles inundaciones en el Litoral, en donde ya hubo 4 muertos y 2.200 evacuados entre Chaco, Corrientes, Santiago del Estero, norte de Santa Fe y Misiones.

"El otro día, después de mí conferencia de prensa, me llamó, me habló de sus sentimientos y de su compromiso, me habló muy bien del presidente de Boca", relató Alfaro ante el conductor de CNN en Español.

Y agregó: "Yo le dije que de la misma manera que me hables de fútbol, me gustaría ir a la Quinta (de Olivos) a hablar de política'. Y me respondió que después del 16 me iba a esperar. Ojalá me dé la oportunidad", ventiló el director técnico, con pasado en Arsenal, San Lorenzo y Huracán, entre otros tantos equipos.

Embed

Como si fuera poco, Alfaro contó que la buena relación entre Macri y él se remonta desde 2003, cuando era presidente de Boca y él dirigía a Quilmes. "Nos reunimos en un restaurante y estuvimos charlando y él explicaba qué era lo que quería hacer en la Ciudad, muchas cosas que él estaba haciendo en Boca. Estuve de esa manera cercana en algún punto", confesó.