El equipo de campaña de Cambiemos, bajo la responsabilidad del jefe de gabinete Marcos Peña en las últimas elecciones presidenciales, realizó pagos millonarios en negro y desvió recursos de la Ciudad de Buenos Aires para lanzar la candidatura de Mauricio Macri, según consta en más de cuatro mil correos electrónicos a los que tuvo acceso El Destape. Tras un extenso trabajo de investigación, se pudo comprobar el manejo irregular de, por lo menos, cuatro millones de pesos en desembolsos hechos a los proveedores que formaron parte del armado de los actos en los cuales participaba Mauricio Macri.

Al contrastar el contenido de los mails enviados durante la campaña con el balance final de gastos presentado por Cambiemos ante la Cámara Nacional Electoral, queda comprobado que el partido gobernante financió con plata negra, en principio, los eventos de cierre de la candidatura presidencial, llevados adelante en Jujuy, Córdoba y Buenos Aires.

Embed

El grupo encargado de montar los bunkers en los cuales se presentaba el presidente estaba comandado operativamente por Fanny Peña, prima del actual Jefe de Gabinete y por entonces Directora General de Contenidos de la Ciudad de Buenos Aires.

Por otro lado, Luis Navarro, quien entonces formaba parte del Ente de Turismo porteño, era el encargado de “activar” cada uno de los actos en los cuales participaba Macri. Actualmente, Navarro es Coordinador de Estrategia de Experiencia Ciudadana en la Jefatura de Gabinete, es decir que trabaja directamente bajo el ala de Marcos Peña. Como puede observarse en varios correos electrónicos, Juan Martín De Estrada, funcionario administrativo del PRO y responsable de los pagos durante la campaña, citaba los términos “cash” y “de contado” en distintas oportunidades para referirse a las formas de saldar cuentas con los proveedores contratados para los diferentes eventos.

El caso más relevante es el del bunker de Costa Salguero, centro electoral de Cambiemos a lo largo de toda la campaña presidencial, por el cual se registraron pagos oficiales en torno a los 3 millones de pesos, según consta en la presentación del balance final ante la Justicia Electoral. No obstante, en un archivo interno enviado por Luis Navarro figuran más de 2 millones de pesos abonados en “cash” a diferentes proveedores que participaron del armado de los eventos en Costa Salguero.

En este sentido, en un mail del 23 de octubre de 2015, una integrante del equipo de campaña (Josefina Liceda Rosasco) expresa literalmente que los proveedores “cobran gran parte el martes cash y se quedaron contentos”. Además, en el mismo correo agrega que la firma Televaz, proveedor en el bunker de Costa Salguero, cobra “una parte en cheque y otra cash”.

Embed
Mail bunker Costa Salguero
Embed
Cuentas Bunker Costa Salguero

Asimismo, en el acto realizado el 22 de octubre de 2015 en el Teatro Orfeo Superdomo de Córdoba, donde Macri cerró su campaña de cara a las elecciones de primera vuelta, la diferencia entre los documentos oficiales y los desembolsos en negro son sustanciales. En el balance final, Cambiemos presenta gastos solamente por el servicio de catering que sumaba 30 mil pesos.

Embed
Orfeo II

Pero según pudo cotejar El Destape, en los mails se presentaron presupuestos de distintos proveedores contratados por un monto superior a los 500 mil pesos. De hecho, el presupuesto inicial presentado por Pia Arrigoni, representante del Orfeo, en el que cotiza el alquiler y armado del teatro por 132 mil pesos, no aparece registrado en el balance final ante la Cámara Nacional Electoral.

Embed
ORFEO III
Embed
ORFEO IV
Embed
Orfeo II

En este cruce de correos por el evento de Córdoba, también se puede observar la aclaración “más iva si corresponde” a la hora de presupuestar. En el cierre de campaña que se llevó adelante el 19 de noviembre de 2015 en la ciudad de Humahuaca, Jujuy, de acuerdo al cruce de mails entre los organizadores, el costo total del acto fue de 918 mil pesos, según consta en un archivo excel de circulación interna titulado “PRESUPUESTO CIERRE HUMAHUACA”.

Una suma muy superior a la presentada por Cambiemos en el balance final ante la Cámara Nacional Electoral, donde solo oficializó 160 mil pesos por este evento, en concepto de gastos de sonido, pagados a la empresa CHK. Durante toda la gira presidencial, el sonido y armado de los actos estuvo a cargo de la empresa CHK Servicios Audiovisuales SRL, quien recibió en negro, como mínimo, un millón de pesos por los servicios prestados. Su titular Charly Kauf figura en el cruce de mails arreglando pagos “de contado” y “cash” con Juan Martín De Estrada y Luis Navarro.

Según consta en distintos archivos Excel de circulación interna, Kauf realizó trabajos por más de 3 millones de pesos a lo largo de toda la campaña. Sin embargo, en los registros oficiales presentados por Cambiemos ante la Justicia Electoral, el proveedor CHK aparece con un millón y medio de pesos facturados, tan solo la mitad del dinero cobrado por sus servicios.

En los mails enviados entre Charly Kauf y el equipo de campaña, se puede constatar como el proveedor recurrentemente cita “más iva en caso de corresponder”, es decir que no siempre se facturaban las prestaciones. En este sentido, Juan Martín De Estrada confirma la ejecución de pagos ilegales en un mail del 12 de agosto de 2015 en el que le explica a Kauf: “100k (mil) salieron de contados, 150k (mil) salieron facturados y nos estaría quedando el saldo más iva (si corresponde)”.

Embed
CHK
Embed
Proveedor CHK
Embed
Cuenta CHK adjunta
Embed
Cuenta CHK adjunta

A partir de estos casos verificados en los más de cuatro mil mails, se puede apreciar cómo los miembros de Cambiemos, bajo la responsabilidad de Marcos Peña, realizaban una porción menor de los pagos de forma regular, y otra gran parte con fondos en negro los cuales provenían “de distintas cajas”.

Embed
Caja Turismo I

En el siguiente link, se puede constatar la información aquí publicada, que da cuenta del sistema montado por Cambiemos para solventar la campaña 2015 con fondos en negro: hacé click acá para despegar el listado completo de correos electrónicos.