La armera de "Rust" demandó a la compañía que suministró las balas

13 de enero, 2022 | 10.56

Hanna Gutiérrez-Reed, la armera de "Rust", el filme cuyo rodaje fue suspendido en octubre pasado cuando el actor estadounidense Alec Baldwin mató accidentalmente con una pistola de utilería a la directora de fotografía Halyna Hutchins, demandó a la compañía que suministró las municiones a la producción alegando que introdujo balas reales en el set.

La demanda, presentada en un tribunal federal de Nuevo México, en Estados Unidos, acusa a Seth Kenney, el dueño de la compañía, de distribuir "cajas de municiones que supuestamente contenían balas falsas, pero que contenían una mezcla de municiones reales y falsas", informó el portal especializado The Hollywood Reporter.

"Hannah y todo el equipo de filmación de 'Rust' se basaron en la idea de que los demandados solo habían proporcionado munición ficticia", dice la denuncia, y "al hacerlo, los demandados crearon una condición peligrosa en el set de filmación, sin que Hannah Gutiérrez-Reed lo supiera, lo que provocó un riesgo previsible de lesiones para numerosas personas".

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Según la denuncia, Gutiérrez-Reed cargó el arma que mató a Hutchins de una caja etiquetada como "proyectiles falsos" y se la entregó al director asistente Dave Halls. Luego abandonó la escena, que fue filmada dentro de una iglesia, para cumplir con los protocolos de Covid-19.

La denuncia, entre otras cosas, alega violaciones a las prácticas comerciales leales de Nuevo México, la creación de una condición peligrosa y tergiversaciones materiales y falsas, entre otras afirmaciones.

El 21 de octubre, en medio del rodaje del western "Rust", Baldwin manipuló un arma que terminó siendo disparada y mató a la directora de fotografía Halyna Hutchins e hirió al director del filme, Joel Souza.

En esa causa, que continúa siendo investigada por la Policía, Baldwin es quien tenía el arma al momento del disparo; Gutierrez-Reed era la encargada de velar por las armas que se usarían en el plató y Halls es quien le entregó el arma al actor y quien, según declaraciones, le dijo que no portaba balas de plomo.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►