Win Buter, líder de Arcade Fire, suma una quinta denuncia por conducta sexual inapropiada

24 de noviembre, 2022 | 12.24

El líder de Arcade Fire, Win Buter, enfrenta una nueva denuncia de conducta sexual inapropiada, que se suma a otras cuatro por hechos ocurridos entre el 2015 y 2020.

Tres mujeres y una persona no binaria habían acusado en agosto al cantante del grupo de rock indie canadiense por sus conductas "inapropiadas dadas las diferencias de edad, la dinámica de poder y el contexto" en que se produjeron, de acuerdo un relato ofrecido en un informe publicado por el sitio especializado Pitchfork.

La nueva denuncia, formulada en el mismo medio, presenta el caso de una mujer que utiliza el pseudónimo de Sabina y que lo acusa de haber "explotado" su cuerpo en "momentos que eran convenientes para él".

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

“En general, fue una dinámica abusiva. Fue realmente agresivo y sentí que tenía que hacer lo que él decía. No me sentía muy cómoda con algunas de las cosas que me pedía que hiciera, pero las hacía de todos modos. Y eso es, en última instancia, deshumanizante”, resumió sobre un vínculo con Buter que comenzó en 2015 y que se tornó, según sus palabras, "deshumanizante".

En las anteriores denuncias, que llevaron al grupo a ser cancelado de algunos festivales y radios canadienses, las tres mujeres -quienes se definieron como fans de la banda y que tenían entre 18 y 23 años cuando ocurrieron los hechos- aportaron incluso cruces de mensajes con el denunciado, al igual que Sabina quien sumó un nuevo mensaje: “Por favor, perdóname por haberme lastimado”, le escribió el músico en la madrugada del 27 de agosto de 2017 .

Tras conocerse las primeras acusaciones, el músico había hecho su descargo en Pitchfork, al igual que su esposa y compañera de banda desde hace 20 años, Régine Chassagne.

En el texto, el acusado reconoció los encuentros sexuales con cada una de las denunciantes pero afirmó con vehemencia que se trató de relaciones consentidas: "Nunca he tocado a una mujer en contra de su voluntad, y cualquier implicación que tenga es simplemente falsa. Niego con vehemencia cualquier sugerencia que obligué a una mujer o exigí favores sexuales", se defendió.

En otro pasaje de su carta abierta, añadió:: "Eso simplemente, e inequívocamente, nunca sucedió. Si bien estas relaciones fueron todas consentidas, lo siento mucho por cualquiera a quien haya lastimado con mi comportamiento".

"He luchado durante mucho tiempo con problemas de salud mental y los fantasmas del abuso infantil -continuó-. Cuando tenía 30 años, comencé a beber mientras lidiaba con la depresión más grave de mi vida después de que nuestra familia sufriera un aborto espontáneo. Nada de esto pretende excusar mi comportamiento, pero quiero dar algo de contexto y compartir lo que estaba sucediendo en mi vida en ese momento", sostuvo, También pidió disculpas a "amigos, familiares y cualquiera que haya lastimado" como así también a sus fanáticos que "aman" su música y están "conmocionados y decepcionados" por el informe publicado en Pitchfork.

Por su parte, Chassagne -también fundadora y miembro de Arcade Fire- exculpó a su esposo, al que definió como su "alma gemela, compañero de composición, esposo, padre" de su "hermoso hijo" y "compañero en la vida y en la música durante 20 años".

"Conozco a Win desde antes de que fuéramos `famosos´, cuando éramos estudiantes universitarios comunes y corrientes. Sé lo que hay en su corazón, y sé que nunca ha tocado ni tocaría a una mujer sin su consentimiento y estoy seguro de que nunca lo hizo. Ha perdido el camino y ha encontrado el camino de regreso. Lo amo y amo la vida que hemos creado juntos", manifestó.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►