"Santa Evita", una reconversión del potente best seller sobre Eva Duarte para las pantallas actuales

23 de julio, 2022 | 14.59

(Por Victoria Ojam) "Santa Evita", el éxito de ventas de Tomás Eloy Martínez sobre la vida de la actriz y dirigente política Eva Duarte centrado en el secuestro de su cuerpo embalsamado, que durante más de 15 años fue ultrajado y permaneció oculto por el poder militar argentino, llega el próximo martes en formato serie a la plataforma Star+ con una versión actualizada que "se reconoce como algo que está muy presente en nuestro cotidiano".

Así describió el trabajo de adaptación la guionista Marcela Guerty, encargada de elaborar el guión junto a su colega Pamela Rementería, quienes en diálogo con esta agencia ahondaron sobre la búsqueda de llevar el best seller de ficción a la pantalla chica desde un punto de vista atravesado por la cuestión de género.

"Eva era tan peligrosa en vida como muerta, y la manipulación de todos los hombres, de su entorno, de los contrarios, de los que la amaban y de los que la odiaban, era en sí una instancia de peligro", agregó en ese sentido Rementería respecto a la mirada que propone la tira, dirigida por Rodrigo García y Alejandro Maci y con un elenco de figuras como Natalia Oreiro, Darío Grandinetti, Ernesto Alterio, Diego Velázquez y el catalán Francesc Orella.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

A días de su llegada al streaming en ocasión del 70º aniversario de la muerte de Evita, la dupla conversó sobre la tarea de reinterpretar la obra de Martínez, la necesidad e inevitabilidad histórica de hacerlo desde una mirada feminista, y la aparición de la serie dentro de una oferta de contenidos para televisión revitalizada por el auge del streaming a nivel mundial.

Télam: ¿Qué desafíos encontraron a la hora de adaptar la novela original?

Marcela Guerty: Tomás Eloy Martínez escribe muy cinematográficamente, porque además de ser periodista era una persona que amaba el cine, así que parte de su escritura es muy audiovisual. El principal desafío fue concentrar la cantidad de sucesos que tenía la novela y armar una trama que trascendiera lo literario. En la literatura se puede leer una y otra vez lo mismo de distintas maneras, pero en el audiovisual es básicamente acción.

Pamela Rementería: También tuvimos que elegir partes que queríamos relatar audiovisualmente, porque hay un montón de situaciones que compiten entre sí, todas son maravillosas pero también reiteradas, y fue difícil elegir, porque quien leyó la novela obviamente va a comparar la serie con los momentos que más evoca.

T: ¿De qué forma abordaron la narrativa desde una perspectiva de género?

MG: Cuando llegó la convocatoria, Rodrigo García expresó que tenía sentido hacer esta novela en este momento si poníamos el foco en el cuerpo de la mujer ultrajado por hombres. Por eso, eligió a dos mujeres para que lo escribieran. Cómo se manipuló el cuerpo de esa mujer poderosa que fue Eva, una vez que no tenía ese poder como sí lo tenía en vida, cómo se hizo todo lo que no hubiera podido ser posible en vida. Desde lo audiovisual lo que cuenta es una mirada sobre la mujer, un trato que sigue siendo contemporáneo, creo que eso es lo fuerte. Cuando uno lo mira, lo que está sucediendo ahí se reconoce como algo que está muy presente en nuestro cotidiano.

T: ¿Qué reflexiones puede ofrecer la serie sobre la figura de Evita desde el pasado y el presente?

PR: Sabemos mucho de ella, pero hay cosas que se revelan en la serie que no son tan conocidas. La desaparición de su cuerpo durante 16 años no es lo más recordado, es como un ítem que se sabe pero que no es grandilocuente como su obra. Y en relación a la política, creo que estamos en el mismo lugar, uno de discordia, ridículo. Acá hay una mujer maravillosa, que luchó por los derechos de las mujeres y de los trabajadores, y se la sigue catalogando con motes espantosos, absolutamente machistas, como se cataloga a las mujeres que están en el poder, sea quien sea y más allá de la instancia política de un bando contra el otro, que en este caso es distinto porque la facción que derroca a Perón no era democrática. Pero seguimos en esas instancias polares que son complejas para el ciudadano y para el habitante.

T: Con la llegada de la serie a una plataforma de alcance global, ¿cómo puede resonar en otras regiones?

MG: Es una historia internacional, porque esto sucede con las mujeres en todo el mundo. Creo que esa mirada sobre la historia va a resonar en todos lados, y además el thriller, lo que sucede policialmente, también es un tono universal. Yo creo que va a interesar en todas partes, es nuestra esperanza.

PR: Sí, que funcione y conozcan la historia de Eva íntima, de Eva mujer, porque en cada uno de los países donde se vea también hay muchísimas mujeres desaparecidas y manipuladas por hombres, que no descansan en paz.

T: En ese sentido, la serie se suma a una lista de tiras argentinas recientes que se desarrollan de la mano del streaming. ¿Cómo describirían el momento que está atravesando la producción local?

PR: Para los autores es otro tiempo de trabajo, no estamos con el aire encima. Hay algo de la identidad nacional con respecto a las producciones anteriores que se va perdiendo y globalizando, pero obviamente tener presupuestos más grandes y más tiempo es agradecido.

MG: También con las plataformas existe la posibilidad de generar una mayor cantidad de contenidos de distintos tonos. Antes, cuando estaba sólo la televisión de aire, había perfiles más marcados, y ahora podemos escribir historias más cortas, y sobre todo de distintos géneros. Creo que es un gran momento, porque abrió mucho el juego en el trabajo de las y los guionistas, y eso es muy bueno.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►