El Gobierno comenzó a ajustar en el sistema de seguridad social, aquel que había prometido no tocar en medio del feroz recorte de 19 mil millones de dólares en tres años que acordó con el FMI. Las primeras víctimas son los trabajadores en relación de dependencia del Interior, a los cuales se les ajustará hasta un 53% el monto.

Esto es así porque los empleados en blanco cobraban un plus según la zona en donde vivieran, atento al costo de vida más elevado que existe en algunas zonas del país y la necesidad de poblar ciertas zonas más inhóspitas en términos climáticos, como la Patagonia. Así, un empleado que viva en Santa Cruz y Tierra del Fuego cobraba 3.407 pesos por hijo en lugar de los 1.578 de "valor general" de asignación.

Embed

Decreto 702 by El Destape on Scribd

Los trabajadores afectados son aquellos que viven en La Pampa, Formosa, Río Negro, Formosa, Mendoza, Salta, Chubut, Catamarca, Jujuy, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Anteriormente, la ANSES dividía al país en cuatro zonas, además del monto base, a las cuales les aplicaba un régimen diferencial de la seguridad social. Así, el valor de 1.578 pesos por hijo que regía desde el mes de junio para el área metropolitana y demás provincias se elevaba, según la zona, hasta los 3.407 pesos, dependiendo también de los ingresos de los cónyuges.

En el mismo decreto 702, firmado Michetti (en reemplazo de Macri, de visita a Sudáfrica), Peña y Triaca, se establece además como tope máximo para cobrar asignaciones familiares un ingreso familiar de 83.917 pesos. La pareja tampoco podrá cobrar las asignaciones si uno de los dos miembros percibe más de 41.959 pesos.