El candidato presidencial de ultraderecha Jair Bolsonaro amenazó con "una limpieza nunca antes vista" contra los partidos de izquierda si triunfa en el próximo balotaje presidencial de Brasil el 28 de octubre. El ex militar aseguró que va a "barrer del mapa a los bandidos rojos".

Los militantes del fascismo en Brasil realizaron una manifestación en apoyo al hoy diputado del PSL, que se hizo presente a través de un video que difundieron en pantalla gigante. Allí, prometió la persecución política contra sus rivales de izquierda como el Partido de los Trabajadores, su rival en segunda vuelta con la candidatura de Fernando Haddad, tras la proscripción judicial a Lula Da Silva.

Asimismo, el candidato de la ultraderecha prometió también que acabará con la reelección en el cargo y que reducirá el número de miembros en la Cámara de Diputados, que actualmente es de 513.

Embed

"Lo que pretendo hacer, pretendo y conversaré con el parlamento también, será una excelente reforma política. Acabaré con el instituto de la reelección. Concretamente, comienza conmigo si salgo electo. Y disminuiré también entre un 15 y un 20 por ciento la cantidad de parlamentarios", aseguró Bolsonaro ante periodistas en Río de Janeiro.

Embed

Bolsonaro, a quien todas las encuestas dan como ganador en la segunda vuelta que se efectuará el 28 de octubre, acumula siete mandatos consecutivos como diputado federal en Brasilia.

Bolsonaro defendió también una reducción de la carga tributaria para atraer empresas y estimular el empleo, al citar como ejemplo al presidente estadounidense, Donald Trump.

Trump quiere "una América grande. Yo quiero un Brasil grande también. El está preocupado por su país. Disminuyó la carga tributaria de los empresarios. Muchos lo criticaron, pero así volvió el empleo. Las empresas que estaban fuera de su país volvieron (...) Inglaterra hizo esto hace 20 años", señaló el candidato de la extrema derecha en Brasil.

Embed