En el pabellón Frers de La Rural, que se colmó con el paso de los largos minutos, Sergio Massa lanzó sus principales ejes de campaña, los "diez grandes acuerdos nacionales para ganar el futuro y el progreso” con figuras clave del Frente Renovador y otras presencias que sorprendieron. Desde el escenario, el tigrense remarcó la necesidad de fortalecer la unidad opositora e invitó "a todos" a integrarse en una misma propuesta, "sin exclusiones".

Massa fue el único orador del acto y habló desde un atril ubicado en medio del escenario, con la leyenda "#HayAlternativa". A contramano del discurso del Gobierno macrista, el líder del Frente Renovador achacó que Mauricio Macri y sus funcionarios apuntan a la Argentina como el problema de la propia Argentina, "le echan la culpa a décadas de fragilidad y atajos y se lavan las manos. No se hacen cargo".

Por eso, destacó que "el problema no es la Argentina, es Macri. Fracasó él, fracasó su equipo, no fracasó la Argentina" e hizo el llamado: "Están invitados todos, sin exclusiones. Mientras más, mejor".

El evento estuvo pautado para las 17, en un salón repleto de sillas para aguardar el discurso del tigrense que habló poco después de las 18. En ese tiempo de espera, algunos de los referentes del espacio desfilaron por los pasillos y saludaron a los simpatizantes massistas. Además de personalidades como Graciela Camaño, Diego Bossio, Marco Lavagna y Mirta Tundis, también dieron el presente Carlos Acuña, de la CGT, José Ottavis, Gabriel Rolón y Pepe Scioli, el hermano de otro de los que busca el sillón de Rivadavia.

Con música de fondo para ambientar el escenario, la diputada Camaño le aseguró a El Destape que "dentro de Alternativa Federal, el proyecto del Frente Renovador rescata como figura principal y candidato a presidente a Sergio" Massa, pero la negociación por la unidad no se definirá "fuera de los tiempos en que los dirigentes estimen que conviene definirlo".

En este sentido, al igual que el discurso pregonado por Massa en las últimas semanas, la legisladora destacó que lo importante es el "para qué" y no el "quién", no definir nombres a las apuradas sino proyectos de país.

LEER MÁS: La respuesta de Massa a CFK luego de su mensaje por el robo

En esa lógica, el nombre de Roberto Lavagna pesa fuerte. Una posible candidatura podría, tal vez, debilitar la de Massa. Al respecto, Camaño destacó que, de confirmarse su aspiración presidencial, "competirán, porque así es como se resuelve el tema, además estamos obligados a ir a las PASO". Por otro lado, Diego Bossio intentó eludir el debate en lo inmediato y manifestó: "No estamos discutiendo nombres, sino compromisos".

Al respecto, Marco Lavagna, hijo del ex Ministro de Economía y parte del espacio dirigido por Massa, remarcó que "lo importante es lograr un espacio que busque los consensos con distintos espacios políticos" pero aseguró que apoyaría una candidatura de su padre, al ser parte de Alternativa Federal.

La alianza con Cristina

En el ambiente flotó la necesidad de una respuesta en torno a la posibilidad de una alianza entre el massismo y el kirchnerismo. Desde el escenario, Massa, más conciliador, invitó a todos "sin excepciones", pero los referentes del espacio fueron más cautos y cuidadosos a la hora de hablar de integrar un mismo espacio con Unidad Ciudadana.

Para Graciela Camaño, el sector liderado por Cristina Kirchner "tiene su organización en otro esquema de alianza" diferente al del Frente Renovador o Alternativa Federal. Por eso, "hay que ver qué pasa con el tiempo, pero por ahora no se advierte que ella (CFK) diga que quiera competir ni que nosotros podamos participar de esa alianza", dijo a El Destape.

Por eso, para la diputada "en definitiva, no hay ninguna duda" de que la alianza no podrá conformarse ya que formamos una alternativa distinta.

En la misma línea, Lavagna comparó un acuerdo con el kirchnerismo con uno con Cambiemos. "El problema tiene que ver con una visión del blanco o negro, nosotros no tenemos eso, creemos en la unidad nacional. (No son lo mismo) pero están en la misma lógica de construcción de los opuestos".

Bossio, en cambio, manifestó que el espacio massista tiene que hacer todo para ganar y que haya un nuevo gobierno el 10 de diciembre, aunque destacó que "hay dirigentes políticos que marcan la voluntad y ponen a consideración las propuestas y hay otros que prefieren guardar silencio".

LEER MÁS: Detuvieron a un sospechoso por el robo en la oficina de Massa