Privados anticipan una inflación de entre el 6 y 7% en agosto

La inercia del pico de julio y las subas en tarifas reguladas llevaron a una desaceleración limitada de los precios, según las consultoras. Qué se espera para los próximos meses. 

01 de septiembre, 2022 | 00.05

Tras el pico inflacionario de julio, el mercado anticipa un piso de 6 puntos en la suba de precios de agosto con un techo que puede alcanzar casi los 7 puntos, traccionados por la inercia del mes previo y por incrementos en rubros como el transporte y la salud. De este modo, la previsión de algunas instituciones privadas para 2022 ya alcanza las tres cifras

Entre las consultoras y centros de estudios privados relevados por El Destape, la que menos inflación pronosticó para agosto es LCG, con una base de 6% pero que puede llegar incluso al 6,5%. En tanto, Focus Market anticipó una inflación del 6,2%, la consultora Sarandí del 6,3%, FIEL del 6,6%, C&T del 6,7% y Eco Go del 6,9%. Por su parte, el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO) midió un aumento de precios del 6,1% en supermercados.

Es decir, en agosto se espera solo una "desaceleración marginal" en el nivel general de precios, explica LCG, luego de que julio cerrase con una inflación del 7,4% según el Indec, la más alta de los últimos 20 años. El índice oficial de agosto se conocerá el 14 de de septiembre.

En este escenario, tanto Sarandí como FIEL y Eco Go coinciden en que uno de los principales factores que incidió en el elevado índice de agosto fue la inercia inflacionaria. "Entre los componentes explicativos se tiene la muy elevada inercia, que se expresa todos los meses con una asimetría más marcada que de costumbre al interior del mes: en la primera semana se cursa más del 50% de los aumentos", explica el titular de Sarandí, Sergio Chouza.

Los principales aumentos

En paralelo, el índice de agosto fue impulsado por nuevas subas de precios en varios rubros importantes, particularmente en los regulados. Uno de ellos fue el transporte público, que aumentó un 40% para colectivos en el AMBA y trenes en todo el país. Otro con efecto multiplicador fue el de combustibles, con un incremento del 8,5% en surtidores.

El Gobierno también autorizó aumentos que incidieron fuertemente en el índice general en rubros como salud, con una suba del 11% en las prepagas, y educación, que tuvo un incremento del 9% en las cuotas de los colegios subvencionados bonaerenses. También incidieron en el índice de agosto una suba del 11% en el rubro esparcimiento, según Eco Go, y el aumento de las expensas por las cuotas del bono que cobraron los encargados de edificios.

Los alimentos, por su parte, mostraron en agosto una inflación de entre el 6,2% y el 8%, lo que implicaría una aceleración del rubro tras el 6,0% registrado por el Indec para julio. Según algunas consultoras, podrían aumentar incluso por encima del promedio general, invirtiéndose la tendencia de los últimos meses. Según el CESO, los mayores incrementos en supermercados se vieron en la azúcar (12,8%), los pescados y mariscos (11,6%) y las frutas y verduras (8,6%).

Aun así, Juan Luis Bour, economista de FIEL, señala a El Destape que la suba de precios es cada vez más generalizada en todos los rubros: "El índice de difusión, o sea el porcentaje de precios que suben, crece todos los meses. Antes solamente subía la inflación núcleo y los precios estacionales, pero ahora suben además los precios regulados. Todos los grupos crecen por encima del 6%"

La inflación de los próximos meses

En este contexto, las consultoras prevén que la inflación de los próximos meses difícilmente baje de entre el 5,5 y el 6%. "No hay razón para que la inflación baje del 6%. Para que todo baje de 7% a 6% y de 6% a 5% necesitás medidas mucho más definitivas en materia fiscal y monetaria", afirma Bour, sobre todo "cuando el Banco Central acelera de a poco la tasa de devaluación".

Otro aspecto que influirá en que el índice de precios se mantenga en un elevado nivel será la quita de subsidios a la luz y el gas, que comenzará este miércoles. "De cara a los próximos meses afectará también el incremento de los servicios públicos en el marco del esquema de ahorro según consumo. Al respecto, veremos en septiembre un primer efecto directo, además de efectos indirectos de propagación en los siguientes meses del año", señala Chouza. El impacto bimestral de la segmentación de tarifas puede ser de entre el 0,5% y el 1% mensual.

"Entendemos que hay cada vez más subas puntuales todos los meses. Probablemente el piso (de los próximos meses) va a estar en torno a entre el 5,5% y 6%. Es un promedio bastante alto", advierte Sebastián Menescaldi de Eco Go. Para todo 2022, la proyección de esta consultora llega al 99,6%, mientras que FIEL prevé que quede por encima del 100% a fin de año.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►