Fuerte alza de alimentos en el conurbano: subieron 11% en julio

La especulación en torno a la disparada del dólar blue se trasladó a precios y las remarcaciones como los problemas de stock marcaron el pulso del mes.

01 de agosto, 2022 | 20.20

Según el relevamiento que desde el Instituto de Investigación Social Política Económica Ciudadana (ISEPCi) en 900 comercios de 20 distritos del conurbano bonaerense, la inflación de alimentos en julio fue del 11%. En lo que va del año, productos que componen la canasta básica acumularon aumentos que incluso superan el 100%. La especulación en torno a la disparada del dólar blue se trasladó a precios y las remarcaciones como los problemas de stock marcaron el pulso del mes.

Así, una familia promedio integrada por cuatro personas que en junio precisaba $ 45.404,21 para comprar sus alimentos indispensables, un mes más tarde requería $ 50.411,85 (o sea un 11,03% más) para adquirir los mismos productos y evitar caer por debajo de la línea de indigencia. Por otro lado, la misma familia necesitó $ 112.922,54 (11% más que en junio) para cubrir su Canasta Básica Total (CBT), que contempla un universo más amplio de productos indispensables además de los alimentos, como transporte, salud, educación, mantenimiento del hogar, tarifas, combustibles, vestimentas, etc., cuya posibilidad de acceso marca el límite para evitar caer por debajo de la línea de pobreza.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Las frutas y verduras mantuvieron el liderazgo de las subas: 17,47% en julio y 74,57% desde principios de año. En esa línea, los productos de almacén en los mismos períodos aumentaron 14,53% y 64,53%; por último, las carnes se incrementaron 3,81% el mes pasado, y 43,81% desde enero.

En esta parte del año los precios de los alimentos básicos subieron sistemáticamente. Hubo meses -marzo- que aumentaron “sólo” 3,9%, otros como abril 8,8% y febrero 9,8%, pasando por mayo y junio en los que la proporción del 4,2% se repitió, llegando en julio al triste récord del 11%", remarcó el documento al que accedió este medio. 

Los precios que más subieron en 2022

Almacén

  • Azúcar 1kg: 116,6%
  • Pan 1kg 93%
  • Galletitas saladas: 90,6%
  • Harina de trigo: 85,7%
  • Mayonesa 500 g: 80%
  • Galletitas dulces: 76,9%
  • Polenta 1kg: 66,6%
  • Dulce de leche 500 g: 62,5%
  • Leche 1 litro: 60%
  • Aceite mezcla 900 ml: 57,9
  • Fideo guisero 500 g: 57,1%  

Carnicería

  • Hígado: 85,7%
  • Pollo: 84,6%
  • Espinazo: 78,5%
  • Nalga: 73,3%
  • Asado: 71,6%
  • Picada: 70%

Verdulería

  • Cebolla: 183,3%
  • Lechuga: 178,5%
  • Zanahoria: 122,2%
  • Acelga: 116,6%
  • Huevos docena: 114,2%
  • Tomate: 110%
  • Batata: 87,5%
  • Manzana: 56,2%
  • Banana: 46,6%

Precios sin control

La renuncia de Martín Guzmán al frente del Ministerio de Economía desató un rally especulativo en el mercado cambiario. Desde principios de julio se disparó el valor de los tipos de cambio alternativos, lo cual impactó de lleno en la remarcación de precios por especulaciones sobre una hipotética devaluación. Sin embargo, eso nunca sucedió.

En diálogo con El Destape, el presidente de la Federación de Almaceneros de la Provincia de Buenos AiresFernando Savore, explicó el panorama con crudeza: "Después del lunes 4 de julio, nos encontramos con que los mayoristas habían efectuado subas del 10% en comestibles y 13% en limpieza e higiene personal". Siguiendo con el análisis, precisó: "Antes de esa fecha, el azúcar la pagábamos 107 pesos y ahora la pagamos 200 pesos. Lo mismo con el café o los rollos de cocina por ejemplo, que aumentaron 35%".

"Hoy aplicaron aumentos del 10% en fideos y un colega me comentó que la empresa Molinos convalidó una suba en esa línea. Nos entregan dos bolsones por compra de azúcar. Estoy cuantificado en la reposición de la mercadería", sostuvo Savore. Y añadió: "Tema aceite...no consigo, los precios más accesibles no los tienen los mayoristas, por eso nos vemos condicionados a vender una botella por cliente porque si no quebramos el stock".

Con los cambios que anunció el Gobierno, quien era titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, asumirá como superministro a cargo de tres dependencias: Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Pesca y Ganadería. Con el control de la Secretaría de Comercio y todos los instrumentos que ofrece el Palacio de Hacienda, el tigrense deberá articular medidas respecto al control de precios y negociaciones con todos los actores de la cadena productiva. 

Las constantes reestructuraciones del equipo económico comenzaron con la ida de Roberto Feletti de la Secretaría de Comercio. Su salida profundizó un espiral de suba de precios que ya se tornaba peligrosa. Primero arribó Guillermo Hang para ocupar la silla de la Secretaría, pero su estadía duró poco más de 40 días. Luego llegó Martín Pollera a tomar las riendas de una dependencia clave para controlar los precios. Pero con los cambios anunciados y la salida de Silvina Batakis, asumirá un nuevo funcionario para manejar la secretaría.

Lo cierto es que en los últimos dos meses el rol de la secretaría se vio disminuido por la falta de definiciones en la conducción. Según pudo saber este medio, ante los constantes cambios de puestos, los controles directos que ejercía Comercio sobre los supermercados para tener referencia de precios se frenaron. Las máquinas asociadas a los cajeros de las grandes cadenas para medir costos quedaron en stand-by. Los resultados de la falta de supervisión están a la vista y, a pesar del "verano cambiario" que trajo la llegada de Massa, el golpe al bolsillo ya fue consumado.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►