El Banco Central subió la tasa de interés: cuánto pagarán los plazos fijos

La autoridad monetaria informó la novena actualización en lo que va del año. Mientras el mercado esperaba una corrección de hasta 350 puntos básicos, la entidad autorizó un incremento de 550 puntos.

15 de septiembre, 2022 | 19.03

Tal como anticipó El Destape, el Directorio del Banco Central (BCRA) elevó en 550 puntos básicos la tasa de política monetaria. De esta forma, la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días pasó de 69,5% a 75%. 

Simultáneamente y en pos de aumentar el incentivo al ahorro en pesos, el BCRA elevó los límites mínimos de las tasas de interés sobre los plazos fijos de personas humanas, estableciendo el nuevo piso en 75% anual para las imposiciones a 30 días hasta 10 millones de pesos, que equivale a una tasa efectiva de 107% anual. Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado la tasa mínima garantizada se establece en 66,5%. 

A través de un comunicado, la entidad que conduce Miguel Pesce remarcó que en agosto, la tasa de inflación nivel general y la tasa de inflación núcleo mensuales se redujeron respecto a julio, "aunque sostuvieron un nivel elevado respecto a los meses previos". Debido a ello, el BCRA "considera necesario incrementar una vez más la tasa de política monetaria y consolidar así el proceso de normalización de la estructura de tasas de interés activas y pasivas de la economía para ubicarlas en un terreno positivo en términos reales".

En sus objetivos y planes para 2022, el Central informó que comenzaba a dejar atrás el periodo de políticas excepcionales generado por la pandemia y retomaba los lineamentos enunciados en enero de 2020. En ese sentido, "ahora se ajusta la estrategia con el objeto de establecer un sendero de tasa de interés de política de manera de propender hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local y de preservar la estabilidad monetaria y cambiaria", subrayó el documento. Al mismo tiempo, las nuevas tasas" permitirán consolidar la estabilidad cambiaria y financiera y potenciar la acumulación de reservas internacionales", agregó.

"La autoridad monetaria continuará calibrando la tasa de interés de política en el marco del proceso de normalización de la política monetaria en marcha, prestando especial atención a la evolución pasada y prospectiva del nivel general de precios y a la dinámica del mercado de cambios", soslayó el BCRA. Teniendo en cuenta los senderos esperados para la base monetaria y el resto de los agregados monetarios, la política de tasas de interés que lleva adelante el BCRA resulta "consistente con una reducción del stock de pasivos remunerados (Leliq, Notaliq y Pases) en términos del PIB durante 2023".

Sigue la suba de tasas 

A mediados de agosto, el Central había aumentado 950 puntos básicos la tasa de política monetaria. La estrategia del Gobierno es garantizar un instrumento que seduzca a los ahorristas y reduzca la demanda de dólares en medio de una crisis cambiaria que agota las reservas.

A contrapartida, el costo asumido por esta decisión es desacelerar la actividad económica por la consecuente retracción de los créditos al aparato pyme, debido al natural encarecimiento del interés. Otro factor negativo es la incidencia negativa sobre el nivel de consumo de las familias, por lo que no se espera que el último trimestre del año muestre grandes resultados en este sentido, una época del año donde suelen aumentar las compras y más aún con el Mundial de Qatar de por medio.

El acuerdo con el FMI contempla que el dólar tiene que mantener el nivel de competitividad a lo largo del año, para lo cual debe acompañar la suba de precios internos con incrementos en el tipo de cambio. Para evitar que esto provoque una mayor demanda de divisas como atesoramiento, el país también se comprometió a mantener las tasas de interés del sistema por encima de ambos. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►