Industria, construcción y exportaciones, los principales propulsores de la economía argentina

Nuevos indicadores positivos de la economía muestran una mejora respecto a 2019 o al menos un impulso para la salida de la crisis.

05 de octubre, 2021 | 05.00

La economía muestra nuevos indicadores positivos que apuntan a una mejora respecto a 2019 o al menos un impulso para la salida de la crisis. Tras la caída por la segunda ola en abril y mayo, en julio la actividad creció por segundo mes consecutivo y anotó el mayor nivel desde el inicio de la pandemia, apenas 0,7 puntos por debajo del nivel que tenía en febrero de 2020 según el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que mide el Indec. El dato a diferenciar: todos los componentes del PBI se recuperaron en el segundo trimestre.

Uno de los sectores más dinámicos este tiempo fue el automotriz. Desde junio 2020, la participación de los patentamientos de origen nacional en las ventas totales de vehículos automóviles muestra una tendencia alcista, aseguró un informe del Centro de Estudios XXI, al que accedió El Destape. En septiembre de 2021 representó el 52,6%, el nivel más alto desde por lo menos 2010.

Puntualmente, el porcentaje de patentamientos de origen nacional en vehículos de transporte y carga pasó de 59,7% en enero de 2019 a 70,9% en junio 2021. En tanto, los de maquinaria agrícola, vial e industrial pasaron de 39,5% a 60,5% en el mismo período, y de 22.6% a 32,9% en el caso de los automóviles.

Predomina entre los indicadores que la inversión ya supera en un 13,7% al promedio de 2019. Las pymes industriales, en tanto, se destacaron al tener una utilización de la capacidad instalada y de porcentaje de firmas con rentabilidad positiva con el mayor nivel en tres años y medio. Esto según datos de CAME recopilados en el reporte del centro dirigido por Daniel Schteingart, que pertenece al Ministerio de Desarrollo Productivo.

La construcción también repuntó fuerte en junio y julio. Allí se ubicó 9% por encima del promedio de 2019, a punto de que julio de 2021 "fue el mejor julio de la historia, solo por detrás de julio de 2015".

El Índice Construya se ubicó en agosto cerca de los máximos históricos de 2013, 2015 y 2017. El indicador que nuclea la actividad de las grandes empresas del sector estuvo 26% por encima del promedio de 2019. A nivel laboral, el empleo formal en la construcción repunta a razón de 5 mil puestos por mes por el creciente dinamismo de la obra pública y la privada.

La industria del software, una de las principales dentro de la economía del conocimiento, bate récords mes a mes. En junio, el empleo del sector fue el mayor de la historia, 15,2% por encima al de 2019 y con crecimiento en las 24 provincias.

Por último, las exportaciones tuvieron el mejor inicio de año desde 2013, ayudadas por precios internacionales y la mejora de la actividad de nuestros socios comerciales. "El 2021 viene mostrando una profunda recuperación de las cantidades exportadas. En agosto anotaron el tercer mayor registro de la historia y se ubicaron levemente por debajo de noviembre de 2019 y enero de 2008", afirmó el documento.

Para atender la agenda industrial exportadora, el nuevo ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero recibirá a la UIA el jueves en su despacho del piso 13 de la Cancillería. Encabezará junto a Cecilia Todesca Bocco una reunión de trabajo con integrantes de la central industrial.

Por otro lado, las exportaciones del sector agrícola totalizaron 71 millones de toneladas en lo que va del año 2021. Esto implicó una leve suba del 0,7% en cantidades respecto del año pasado, precisó un informe sectorial de Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

Por montos, las ventas externas del sector agrícola tuvieron un fuerte incremento 42,3% interanual, con exportaciones por USD 26.655 millones. Se debió principalmente a los mejores precios internacionales.

La siembra total de cereales del ciclo 2021/22 está proyectada en casi 22 millones de hectáreas, un aumento anual de 4%, con incrementos en la implantación de todos los granos. La de oleaginosas sería de 18,62 millones de hectáreas, lo que implicará una caída de 0,5% con respecto al ciclo previo.

La cosecha se proyecta en 53,6 millones de toneladas (+5,6%). En particular, la producción de soja crecería 4,3% tras caer consecutivamente en los dos últimos ciclos.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►