Pagarán 35% las empresas con más de $ 20 millones de ganancias

El Gobierno presentará un proyecto que consiste en que el 10% de las compañías abone la nueva tasa máxima del impuesto, mientras que la mayoría sólo el 25%.

06 de abril, 2021 | 21.33

El Gobierno propondrá que sólo el 10% de las compañías paguen 35% del impuesto a las ganancias y lo expresará de esa forma en el proyecto que presentará mañana en la Cámara de Diputados. Esto implicará que se les aplique la alícuota máxima exclusivamente a aquellas con utilidades superiores a los $ 20 millones. Las tasas serán progresivas de acuerdo a los resultados que presenten.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

En la reunión del gabinete económico se resolvió enviar al Congreso la propuesta para impuesto a las ganancias de sociedades, con algunas enmiendas para “robustecer su carácter progresivo”, según fuentes que participaron. El proyecto implica reducir la carga tributaria para el 90% de las empresas, en su mayoría micro y pequeñas empresas y, al mismo tiempo, fortalece la sostenibilidad fiscal. Esto será así ya que, en el nuevo esquema, solamente el 10% pagará una alícuota más elevada que la actual.

El grueso de las empresas pagará un 25% para un primer tramo de beneficios de hasta los $ 5 millones por año de ganancias. El segmento intermedio, para las que obtengan resultados positivos de entre $ 5 millones a $ 20 millones anuales, abonará un 30%. Para el décimo de las compañías que ganan por encima de ese umbral de $ 20 millones la tasa a aplicar será la máxima, del 35%. Además, el Ejecutivo propondrá mantener la alícuota del 7% para dividendos distribuidos en todos los casos.

De este modo, se le reservará la mayor alícuota a las grandes corporaciones y las marcadoras de precios. Esto incluye, por supuesto, a las telefónicas, al gigante de Techint, además de las alimenticias que perdieron millones durante el macrismo y pasaron a registrar ganancias récord en la pandemia, como Arcor, Molinos Río de la Plata y Ledesma.

La iniciativa revierte la reforma tributaria del 2017, implementada por Mauricio Macri, que tuvo un carácter regresivo. Esta debilitó fuertemente al fisco y no generó un impacto positivo para aumentar la producción, el empleo y la inversión.

El encuentro del equipo económico de hoy estuvo encabezado, como de costumbre, por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Participaron el ministro de Economía, Martín Guzmán, la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, y otros funcionarios del Ejecutivo.

Tuvo la particularidad de contar con la presencia del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, Carlos Heller, y los senadores Carlos Caserio y Anabel Fernández Sagasti. Los representantes de los bloques del Frente de Todos en las cámaras baja y alta repasaron junto al gabinete económico la agenda legislativa y realizaron un seguimiento de las iniciativas destinadas a corregir distorsiones impositivas y aumentar la progresividad del sistema tributario.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►