Devaluar o no devaluar: ¿Esa es la cuestión?

Consultados por El Destape, economistas expresaron visiones diversas sobre lo que hay que hacer con el tipo de cambio oficial y las consecuencias de una devaluación. El impacto en la inflación.

31 de julio, 2022 | 00.05

Sergio Massa asumirá como "superministro" a cargo de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura en un marco de tensiones cambiarias que exigen dar una respuesta sobre qué rumbo tomará el Gobierno: devaluar o no devaluar. Economistas consultados por este medio expresaron visiones diversas sobre lo que hay que hacer con el tipo de cambio oficial. 

En diálogo con El Destape, el economista Orlando Ferreres fue terminante con su visión: "Debería devaluar en alguna medida y llevar el oficial a una franja de entre 160 y 180 pesos, y con eso arreglaría el problema cambiario perfectamente, pudiendo dejar las retenciones de igual forma que están hoy". En ese sentido, agregó: "Con esa medida obtendrían mayores ingresos para el Estado. Creo que esa es la idea que posiblemente estén planeando para reunificar el paralelo con el oficial, el contado con liquidación y el MEP en una aproximación razonable".

En tanto, el analista político de M&R Asociados y expresidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, reconoció las tensiones pero fue más cauto en su análisis: "Una devaluación en si misma y por si sola no necesariamente resuelve un problema, sobre todo si es tomada en un escenario de fuerte volatilidad. Depende de  la fortaleza política, si es acompañada por otras medidas". A su vez, amplió: "Hay un consenso de que el tipo de cambio oficial está muy bajo y los alternativos muy altos, y que las reservas son escazas. A pesar de la mejora de ciertos indicadores esta semana, el Banco Central siguió vendiendo".

Además, remarcó que "será difícil sostener una devaluación del 4, 5, o hasta 6% mensual con una inflación de julio que promete un piso de 7 u 8%". Y sumó: "Dependerá de lo que piense el nuevo equipo económico y lo que pase en el Central para coordinar algún tipo de acción de recomposición del tipo de cambio".

A su vez, el titular de la consultora Analytica, Ricardo Delgado, conversó con El Destape y también se refirió a la conformación del superministerio en torno a los desafíos que impone el billete verde: "Asumo que la llegada de Massa debería descomprimir porque ordena el frente político interno y eso liebre las presiones devaluatorias. Ya con el anuncio desinfló a los financieros y el blue". Sin embargo, advirtió: "Una devaluación por fuera de un programa no lleva a nada. Aceleraría la inflación y no resolvería el problema del sector externo. Una devaluación sin plan es el peor de los caminos".

Por su parte, el economista y extitular del Banco Central Alejandro Vanoli le aseguró a este medio que el escenario actual "es el más difícil desde la salida de la convertibilidad". En esa misma línea, reflexionó: "Un marco de situación como éste exige tomar medidas potentes como la suba de tasas de interés, que eliminen expectativas de devaluación".

"Sin duda esto trae costos a la actividad, pero frenar la aceleración inflacionaria puede compensar dichos costos. El debate debe ser cómo tener un colchón cambiario para evitar una apreciación del tipo de cambio real, que conspire contra la sustentabilidad de la estabilización", explicó Vanoli.

Por último, el economista jefe de la consultora FIDE, Nicolás Zeolla, expresó su preocupación por el clima cambiario: "Es una situación compleja marcada por la restricción externa estructural. De sabana corta con limites económicos y políticos diversos. Entiendo que hay que fortalecer reservas, a la vez que hay evitar devaluar por los costos sociales que ello trae en inflación y actividad económica".

"Esta claro que no es fácil. El instrumento propuesto por el BCRA de otorgar un instrumento para vender granos busca atender ese desafío. Debería acompañarse con otras medidas financieras que eviten el financiamiento del stockeo (préstamos en pesos a tasas bajas) y dejen claro que va a haber un sendero estable para el tipo de cambio", cerró Zeolla.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►