La deuda como "plan criminal": más pruebas contra el macrismo

La diputada Fernanda Vallejos engloba al endeudamiento de Cambiemos como irregular por la continua violación de normas.

04 de marzo, 2021 | 00.05

“Plan criminal”. De ese modo califica la diputada Fernanda Vallejos al endeudamiento realizado por Cambiemos. Además, la economista engloba al endeudamiento de Cambiemos como irregular por la continua violación de normas.

El enorme volumen de deuda externa contraída durante la administración de Mauricio Macri, mediante la colocación de emisiones de deuda en el mercado voluntario, primero, y luego mediante el préstamo stand by con el FMI, comprometió a la economía argentina en su conjunto. Como en el similar proceso que se dio durante la dictadura, el destino final de los fondos obtenidos por fue la fuga de capitales en lugar de la inversión productiva que permita su repago futuro.

“La toma de esta deuda, tan dañina para el país, se hizo al margen de lo que prescriben las normas vigentes, motivo por el cual debe ser revisada jurídicamente para determinar la responsabilidad civil y penal que les pudiera corresponder”, en referencia a los funcionarios de Cambiemos, esgrime Vallejos en su reciente informe El plan criminal de la deuda externa durante el gobierno de Macri.

La ley de administración financiera en su artículo 130 dice expresamente que los funcionarios son responsables patrimonialmente del daño económico que generan por no cumplir con las normas para la formalización de acuerdos como el del FMI. De hecho, como demostró El Destape hace dos años, el crédito con el FMI incumplió los procedimientos legales para su constitución.

Uno de los principales puntos cuestionados en el trabajo de la diputada plantea que “las emisiones de deuda no tuvieron en cuenta el impacto en la balanza de pagos”. Otro de los puntos emblemáticos radica en que “el destino del crédito externo violó la prohibición expresa de utilizar los recursos originados en deuda externa con fines de financiar gastos corrientes”.

Esto último fue admitido por el ex presidente del Banco Central Guido Sandleris. Por Twitter sinceró: “La deuda no sale de un repollo. Cuando un gobierno aumenta su deuda es porque tiene déficit fiscal (sus gastos exceden sus ingresos) y necesita que le presten para financiarlo. El gobierno de Macri recibió un déficit fiscal primario grande. A partir de 2018, la fuerte corrección del déficit fiscal permitió reducir la velocidad de endeudamiento y entregar un gobierno con un presupuesto casi equilibrado”.

El reporte elaborado por Proyecto Económico, de Vallejos y equipo, destaca que “la emisión del bono centenario desnuda el carácter ilegítimo y fraudulento de la deuda externa”. Esta colocación se realizó por U$S 2.750 millones. Se trató de un título público a 100 años sin demostración alguna de capacidad de repago y sin respaldo legal específico, lo que equivale a un régimen de “bono perpetuo”, aunque con el agravante adicional de que el pago de los servicios de intereses no deja sin efecto la devolución del principal al vencimiento.

Por último, recuerda que “la estafa de la deuda no puede escindirse del pago inicial realizado a los buitres al inicio del gobierno de Cambiemos”. El re inicio del ciclo de endeudamiento tuvo su comienzo mediante el abono a los fondos en los estrados del juez estadounidense Thomas Griesa. El Estado cedió en un acto sin mayores exigencias nada menos que U$S 9.300 millones.

Para el período 2015-2019, el balance cambiario del Banco Central muestra una formación de activos externos neta superior a los U$S 88.000 millones. En tanto, la contabilidad del INDEC, a través del balance de pagos, da cuenta de que los activos externos del sector privado no financiero superaron los U$D 103.000 millones.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►