La actividad inmobiliaria registró su peor semestre en la historia

La cantidad de escrituras de compraventa de inmuebles registró en la primera mitad del año un retroceso interanual de 59,5 por ciento, con 6301 escrituras entre enero y junio, frente a 15.575 en el mismo período del año pasado.

23 de julio, 2020 | 15.33

La cantidad de escrituras de compraventa de inmuebles registró en junio, con 1405 operaciones, un rebote de 106,3 por ciento respecto de mayo, pero en el cotejo interanual mantuvo un retroceso de 48 por ciento, según informó el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires. Con la mitad del semestre contagiado por la pandemia, el acumulado del año arrojó un retroceso interanual de 59,5 por ciento, con 6301 escrituras entre enero y junio, frente a 15.575 en el mismo período del año pasado.

“Cerramos un semestre de poco más de 6000 escrituras. Significa que un escribano realizó menos de media escritura por mes aproximadamente. Hay que considerar que junio fue un mes un poco más abierto, pero si nos anticipamos a julio tendremos ya tres semanas de mayores restricciones", aseguró el presidente de la entidad, Carlos Ignacio Allende.  De acuerdo con información del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, en junio se concretaron 1405 operaciones, con una caída interanual del 48 por ciento, y con un monto involucrado de 10.212 millones de pesos, un 27 por ciento menor al de igual mes del año pasado. 

Este semestre fue el peor desde 1998, cuando comenzaron los registros de la actividad, ya que el acumulado en estos meses nunca había sido menor a 15 mil operaciones, según datos de la entidad. 

"Esto viene cayendo hace tres años, es el vigésimo quinto mes consecutivo de caída, desde el 2018. Es un mercado que no se está pudiendo sostener sólo si no hay políticas que tengan que ver con el acceso a la primera vivienda, cuestiones impositivas, la apertura al crédito, pensar en alguna otra herramienta importante para aquellas personas que tengan dólares", señaló el prosecretario del Colegio de Escribanos porteño, Ricardo Blanco Lara.

Si se lo compara con mayo, la mayor flexibilización de las actividades se reflejó en una mejora mensual. En junio los actos crecieron 106,3 por ciento respecto de mayo, cuando se habían concretado 681 de compraventa.

El monto promedio por escritura en pesos fue de 7.268.750, con una suba interanual de 40 por ciento; mientras que en dólares fue de 100.341, con una baja interanual de 13,1 por ciento en base a una cotización del dólar de 72,44 pesos. 

En junio hubo además 126 escrituras formalizadas con hipoteca bancaria, por lo que la caída en este aspecto fue de 43,2 por ciento respecto de lo 2009 (222 operaciones). En los primeros seis meses del año acumulan una baja de escrituras con crédito de 58 por ciento, de acuerdo con el Colegio de Escribanos. "Estamos convencidos que activando una Mesa de Diálogo Inmobiliaria -que ponga en foco la necesidad de la vivienda- podremos ir aportando soluciones”, agregó Allende.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►