Exclusivo: Kicillof extenderá el congelamiento de la tarifa de luz hasta diciembre

El gobierno bonaerense no permitirá subas en 2020 y anticipó que recortará las exorbitantes ganancias del sector empresario al desdolarizar el cuadro tarifario.

15 de julio, 2020 | 19.16

Ante los efectos recesivos de la pandemia y el deterioro de la economía, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, extenderá el congelamiento de la tarifa de luz por 180 días más, por lo que no habrá aumentos en todo 2020. Además, se prevé que en 2021 se desdolarice la estructura del cuadro tarifario lo cual podría recortar futuros incrementos del servicio.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

En el marco de la Ley de Emergencia Económica y Social, el gobierno bonaerense había suspendido por 180 días, a partir del 31 de enero, la aplicación de aumentos de tarifas para las distribuidoras de energía eléctrica. En ese momento, Kicillof había firmado un acuerdo que establecía que el congelamiento de las tarifas será para los usuarios de las empresas que operan en toda la provincia de Buenos Aires: Eden (norte y centro), Edea (Costa Atlántica y centro), Edes (sur) y Edelap (La Plata y alrededores).

A días de la finalización del plazo de esta medida, fuentes del gobierno provincial confirmaron a El Destape que sólo resta que el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone, firme la resolución que prorrogará la suspensión de aumentos hasta el 31 de diciembre. De hecho, las empresas distribuidoras que controlan el mercado eléctrico ya fueron comunicadas de la decisión y se espera que se oficialice en los próximos días.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Cómo serán los aumentos en 2021

Además del congelamiento de la tarifa, durante el plazo fijado, se había estipulado llevar a cabo un proceso de análisis y revisión de los ingresos requeridos y reconocidos en los cuadros tarifarios de la Revisión Tarifaria Integral (RTI), que incluye el cumplimiento de las inversiones comprometidas. Además, se previó estudiar los componentes tenidos en cuenta por las empresas para calcular los aumentos futuros.

La historia se remonta a enero de 2017, durante la gestión de María Eugenia Vidal. Como resultado de la RTI, el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos estableció los nuevos cuadros tarifarios para las distribuidoras regionales.

Allí se fijó un mecanismo de ajuste anual del valor agregado de distribución (VAD), que se aplicaría en agosto de cada año. En la fórmula polinómica se ponderó el tipo de cambio (8%), el Índice de Salarios (56%), la inflación mayorista (24%) y la minorista (12%). De esa forma, se incluyó al dólar en la fórmula de ajuste como un ponderador de los costos de capital.

El VAD configura el importe que las empresas destinan para afrontar los costos que significa construir, operar y mantener la infraestructura de la red eléctrica, es decir: obras, insumos, maquinarias, salarios, entre otros. La consecuencia fue que la dolarización de una fracción de esta variable fue aprovechado por el sector empresarial.

A modo de ejemplo, según los últimos informes disponibles de la Comisión Nacional de Valores, en el bienio 2017- 2018, Edelap obtuvo $ 6218 millones. En ese lapso, el crecimiento de las ventas en valores constantes se incrementó un 32%.

Durante ese período, la rentabilidad económica- que mide la tasa de devolución producida por un beneficio económico respecto al capital total, incluyendo todas las cantidades prestadas y el patrimonio neto- fue del 25,9%. Sin embargo, la rentabilidad financiera – que relaciona el beneficio económico con los recursos propios necesarios para obtener ese lucro – alcanzó el 70,7%. 

En su discurso por la apertura de sesiones ordinarias, Kicillof ya había adelantado lo que se avecina: “Hay algo más de fondo porque lo que se resolvió es revisar los cuadros tarifarios. Yo no lo sabía, tienen un componente en dólares. Sube el dólar y sube la tarifa. Lo voy a decir con sinceridad: no tiene una justificación económica”.

Desde el gobierno bonaerense ya dan por hecho que habrá desdolarización, debido a que la decisión está tomada. Sin embargo, dada la suspensión de aumentos, no se aplicará ninguna fórmula de ajuste nueva aún. Asimismo, en la provincia confían que la salida del congelamiento se va a realizar de manera coordinada con Nación.

De acuerdo a lo que pudo averiguar este medio, los equipos técnicos de la Provincia buscarán ponderar con índices que reflejen la estructura de costos local, aunque no trascendieron las variables que reemplazarán a la moneda estadounidense en la estructura del cuadro tarifario.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►