Guzmán empieza a obtener resultados para las meta fiscales y financieras de 2021

El primer mes del año cerró con superávit primario de $ 24 mil millones. Mientras tanto, el mercado cambiario restringido goza de buena salud. 

27 de febrero, 2021 | 00.05

Después de los cimbronazos de septiembre y octubre, el mercado cambiario luce "calmado" ante los fantasmas de la volatilidad del billete verde. Al mismo tiempo, el Gobierno empieza a recomponer la ansiada disciplina fiscal que pregona el ministro de Economía, Martín Guzmán, en medio de las negociaciones con el FMI.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

El primer mes del año cerró con superávit primario de $ 24 mil millones, consecuencia de una desaceleración marginal del gasto primario en el cuarto trimestre y una aceleración de los ingresos, impulsado por la recuperación de los derechos de exportación a raíz de la postergación de los pagos producto del paro de portuarios en diciembre.

El pago de intereses de la deuda pública, neto de pagos intra-sector público, fue de $ 27.104 millones. De esta forma, el resultado financiero del SPN fue deficitario en $ 3.030 millones, el más bajo en cinco años. Sin reestructuración de la deuda, el Estado hubiese tenido que pagar $ 71.600 millones en intereses, lo que hubiera significado un resultado financiero deficitario de $ 47.000 millones, 15 veces el actual. 

Del lado del gasto primario sobresalió el crecimiento del gasto discrecional por sobre el automático. En el primer caso fueron determinantes los pagos por subsidios, que en el marco del congelamiento de tarifas, crecieron 84% interanual. Además, se sumó el mayor gasto en obra pública (+193%). También hubo pagos rezagados por el programa ATP (casi $ 11 mil millones). 

De acuerdo a un informe de la consultora LCG al que accedió El Destape, la mejora de la situación fiscal de enero resulta más bien una cuestión marcada por factores puntuales (como la recuperación de la recaudación de derechos de exportación) y por cierta estacionalidad, algo que ya se observó años anteriores. Sin embargo, el ritmo fiscal que pretenden en el Palacio de Hacienda va por el buen camino.

Para 2021, el Presupuesto aprobado por el Congreso prevé un déficit primario del 4,5% del PBI. Ante empresarios, Guzmán había dejado trascender que haría incluso un esfuerzo mayor que el previsto y las negociaciones con el FMI podrían dar nuevo impulso a esta decisión.

Sin gastos extraordinarios asociados a la pandemia del Covid-19, el objetivo es realizable. Aún con la puesta en marcha de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, la aceleración de la inflación juega a favor de las cuentas fiscales. También deben sumarse los ingresos derivados del impuesto a la riqueza (aproximadamente 0,8% PBI) que tampoco estaba previsto en la Ley de Presupuesto.

Respecto a los imponderables que puedan complicar el rumbo fiscal, desde LCG señalaron que "aún con el proceso de vacunación en marcha, no puede descartarse el surgimiento de rebrotes que obliguen a avanzar en algún tipo de confinamiento y a la necesidad de nueva asistencia por parte del Estado". A su vez, quedará confirmar que el Gobierno pueda avanzar con el aumento de tarifas implícito en el Presupuesto, que supone un aumento de las mismas para mantener el gasto en términos del PBI.

Se hundió el dólar blue

Un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) destacó la estabilidad que ganó el frente cambiario en los últimos meses, un apartado que preocupa al Gobierno por las alteraciones que conllevan sobre el rubro de alimentos y la inestabilidad general que presiona sobre una megadevaluación. Pero mientras se aplanó la brecha entre el dólar oficial y los paralelos, el Banco Central (BCRA) logró acumular reservas.

"Los tipos de cambios paralelos (MEP, CCL, blue/ilegal) continúan en el sendero de la estabilización, luego del cimbronazo cambiario de septiembre-octubre. Actualmente, al cierre de la tercera semana de febrero, las brechas con respecto al tipo de cambio mayorista oficial se ubican en torno al 57%-65%, mientras que a finales de octubre 2020 se encontraban entre 150%-110%", remarcó el informe.

Con un dólar blue acercándose a la línea divisoria de los $ 140, el ilegal se posiciona a más de 10 pesos de diferencia en comparación al dólar solidario y también por encima del segmento correspondiente al contado con liquidación.  

Mientras el movimiento devaluatorio del tipo de cambio oficial, que durante noviembre-enero se aceleró a 3,5%-3,8% mensual, en los meses previos la depreciación venía siendo del 2,6%-2,8%. De acuerdo a la Undav, "El gobierno busca que este año el dólar mayorista se mueva entre un 25%-29%, alineándolo al objetivo de cumplir con la meta inflacionaria que se propuso (29% interanual en 2021)".

Por otra parte, desde diciembre, "las Reservas Internacionales comenzaron a incrementarse de manera más sostenida, presentando una dinámica positiva en gran parte de los días hábiles". El documento añadió: "Tal es así que de las 51 jornadas entre el 30 de noviembre del 2020 y el 19 de febrero del 2021, en 39 días crecieron y solo en 12 se redujeron. Entre diciembre y enero las Reservas se incrementaron en US$ 863 millones, mientras que entre agosto y noviembre del año pasado habían caído U$S 4.764 millones".

 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►